El Mundo

Los precandidatos demócratas debaten y cruzan acusaciones

El ex vice Joe Biden, el mejor ubicado, recibió duras críticas de la afroamericana Kamala Harris.

Sábado 29 de Junio de 2019

Joe Biden, líder en los sondeos entre los precandidatos demócratas para las presidenciales de 2020, sufrió duros ataques de la senadora afroamericana Kamala Harris, quien salió fortalecida del debate con el vicepresidente de Barack Obama y el izquierdista senador Bernie Sanders.

El esperado duelo entre el centrista Biden, de 76 años, con el senador Sanders, segundo en las encuestas, se vio en parte opacado por la actuación de Harris, que dio muestras de su carisma y su pericia como ex fiscal general de California. Biden fue, con 13 minutos, el que más intervino en la segunda jornada de debate de precandidatos demócratas, un día después de un primer debate entre otros diez aspirantes a la candidatura presidencial. Harris dio una sólida imagen tanto en sus críticas al presidente Donald Trump, quien buscará la reelección, como a Biden, al que le interpeló directamente varias veces. Una de ellas fue por su actuación en materia migratoria cuando era vicepresidente en el gobierno de Barack Obama (2009-2017), periodo en el que fueron deportados más de 3 millones de indocumentados.También lo criticó por sus elogios al trabajo de varios senadores segregacionistas en sus inicios políticos, en los lejanos años 70. "Fue doloroso", dijo Harris en el momento más intenso de la noche, aunque dejó claro que no cree que el ex vicepresidente sea "racista". Biden replicó que se lo malinterpretó y que no "elogia a los racistas", ya que, por el contrario, apoyó numerosas medidas en favor de los afroamericanos en Estados Unidos.

Según el análisis de la CNN el enfrentamiento entre Harris y Biden fue "un feo final" para el ex vicepresidente. La controversia había comenzado más de una semana antes, cuando en un acto de recaudación de fondos elogió la "civilidad" de una época política anterior en la que hizo tratos con senadores segregacionistas. Harris dijo que no creía que Biden fuera racista. "Pero", agregó, "también creo, y es personal, que fue doloroso escucharle hablar de la reputación de dos senadores de Estados Unidos que construyeron su reputación y su carrera sobre la segregación racial".

Luego criticó la defensa de Biden, quien en la década de 1970 se inclinó por la prohibición del uso de autobuses ordenados por el gobierno federal para integrar racialmente a las escuelas. Biden respondió: "No me opuse a los autobuses en Estados Unidos, a lo que me opuse es a los autobuses ordenados por el Departamento de Educación", dijo Biden, argumentando a favor de los derechos de los Estados.

Más allá de este choque, el senador Bernie Sanders aprovechó para pedir una "revolución política" que permita cambiar un país en el que, según dijo, "las tres personas más adineradas, Bill Gates, Jeff Bezos y Warren Buffett poseen más riqueza que la mitad más pobre del país".

Sanders volvió a criticar la reforma fiscal de Trump que, en opinión de los demócratas, benefició al 1 por ciento más rico de la población. En tal sentido, Biden apostó por "recuperar el voto de la clase media trabajadora", que se decantó por el republicano en 2016. Sanders insistió en su plan para dar atención sanitaria universal, iniciativa a la que en los últimos meses se han ido sumando buena parte de los demócratas. En lo que todos coincidieron es que habría que incluir a los cerca de 11 millones de indocumentados en ese sistema público de salud.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario