El Mundo

Los palestinos avanzan hacia el gobierno conjunto

El presidente Abbas designó al futuro premier. Hamas y Al Fatah compartirán por primera vez el poder, pese al rechazo israelí.

Viernes 30 de Mayo de 2014

El presidente palestino, Mahmud Abbas, encargó oficialmente al dirigente Rami Hamdala como primer ministro del nuevo gobierno de unidad entre el grupo islámico Hamas y el movimiento laico Al Fatah. Abbas envió una carta a Hamdala en la que le pide oficialmente que encabece el nuevo gobierno interino. "Le deseo éxito en esta difícil misión", afirma Abbas en la misiva. Hamdala es un dirigente de escasa experiencia política de origen académico.

El anuncio llegó sorpresivamente, ya que poco antes la agencia oficial de noticias de la Franja de Gaza, Al Rai, anunció que la presentación del nuevo gobierno de unidad se retrasaría por lo menos hasta la próxima semana. Al parecer, el motivo del retraso es que todavía no existe consenso sobre el titular del Ministerio de Exteriores, una cartera clave.

Hamdala es primer ministro de Cisjordania —región donde gobierna Al Fatah— desde hace un año. Anteriormente no tenía experiencia política y se dedicaba a la enseñanza universitaria. Según la ley palestina, ahora cuenta con tres semanas para formar gobierno, con la posibilidad de prolongar ese plazo dos semanas. Al parecer, Abbas no quería demorar más su nombramiento oficial porque el plazo de cinco semanas para la formación del gobierno vencía ayer.

 

El acuerdo de abril.Hamas y el partido Al Fatah de Abbas acordaron el 23 de abril pasado la formación de un gobierno provisional de unidad por un semestre, antes de la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales. Tras el anuncio de la formación del gobierno de unidad, Israel suspendió las conversaciones de paz con los palestinos en señal de protesta. Tanto Estados Unidos como la Unión Europea consideran a Hamas una organización terrorista. Desde 2007 la formación radical islamista gobierna en Gaza y Al Fatah, en Cisjordania. El grupo extremista islámico tiene lazos con Irán y Siria y ha dado muerte a numerosos soldados y civiles israelíes.

El líder de Hamas en Gaza, Ismail Haniya, señaló que disolver el gobierno en la Franja no implicará dejar el dominio de ese territorio, y destacó que continuará la "resistencia armada" contra Israel. "Dejamos el gobierno, pero no el poder", remarcó ayer en Ciudad de Gaza. "Fuimos elegidos por el pueblo", señaló.

Trasfondo político.Los analistas creen que Hamdala y su gabinete no tomarán decisiones importantes, sino que lo seguirán haciendo los equipos negociadores de ambos partidos. Además, creen que Hamas accedió al gobierno de unidad con Al Fatah debido a su creciente aislamiento. Desde el derrocamiento del presidente islamista egipcio Mohamed Mursi en julio de 2013, el movimiento ha perdido a uno de los principales aislados. "Simplemente quieren ganar tiempo hasta que las cosas les vayan mejor", considera el analista palestino Hafes Barguti. El experto se mostró pesimista sobre que el gobierno de unidad vaya a cambiar las cosas y no espera que se consiga celebrar elecciones. "Tengo serias dudas de que Hamas esté dispuesto a celebrar comicios", pues quiere mantener el control de la Franja de Gaza. "Todo seguirá igual, Hamas controlando Gaza y Al Fatah Cisjordania", pronosticó.

Una cuestión especialmente espinosa es la unificación de las fuerzas de seguridad de ambos grupos, porque la policía de Cisjordania coopera con Israel, algo que Hamas rechaza de forma categórica. También hay "deudas de sangre" entre ambas formaciones. En 2007 Hamas tomó la Franja mediante la fuerza militar y ejecutó a numerosos dirigentes y milicianos de Al Fatah. Esta tomó a su vez represalias masivas en Cisjordania contra los hombres de Hamas. Desde entonces los territorios palestinos son gobernados en forma divida.

Objeción central.La principal objeción de Israel y Occidente contra Hamas consiste en que nunca aceptó los términos del Acuerdo de Oslo, que crean la Autoridad Palestina e imponen a los palestinos el reconocimiento explícito de Israel como una nación legítima. Pero Hamas, en su carta fundacional, aún llama a la destrucción de Israel, algo que esta considera inaceptable para un grupo que ejerce el gobierno palestino. Por esta razón también objeta las elecciones de 2006 en las que participó Hamas, y que venció en perjuicio de Al Fatah. Esas elecciones, como todo lo relacionado con la Administración Palestina, están sometidas a las normas de los Acuerdos de Oslo, y por tanto era una exigencia vinculante para participar el reconocimiento de Israel.

La cita con el Papa se concretará el 8 de junio

El Vaticano reveló que el “encuentro de oración por la paz” del Papa Francisco con los presidentes israelí y palestino en la Santa Sede tendrá lugar el 8 de junio. Ese día, el sumo pontífice Jorge Bergoglio se encontrará en el Vaticano con el presidente de Israel, Shimon Peres, y el palestino, Mahmud Abbas, durante las primeras horas de la tarde. La fecha, precisó la Santa Sede en un comunicadofue “aceptada por ambas partes”.
  La invitación había sido cursada el 25 de mayo, durante la visita de peregrinación a Medio Oriente que llevó al Papa a visitar Jordania, Palestina e Israel entre el 24 y el 26 de ese mes. Francisco había recordado su invitación a ambos mandatarios este miércoles, cuando todavía no había fecha definitiva, al rememorar durante una audiencia general los momentos más importantes de su reciente viaje a Tierra Santa. El Papa explicó entonces que en esta visita exhortó a las autoridades con las que se entrevistó “a atenuar la tensión en Siria” y “encontrar una solución al conflicto palestino-israelí”. “Por eso invité a los presidentes israelí y palestino, dos hombres de paz, a venir al Vaticano a rezar conmigo por la paz”, recordó el pontífice sobre la cita.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario