El Mundo

Los escándalos de Berlusconi no afectan a su coalición en los sondeos

Pese al escándalo sobre prostitución que envuelve al premier italiano Silvio Berlusconi, su coalición de centroderecha no sufrió una pérdida de apoyos en la opinión pública y al contrario subió algunos puntos en el último mes...

Lunes 24 de Enero de 2011

Pese al escándalo sobre prostitución que envuelve al premier italiano Silvio Berlusconi, su coalición de centroderecha no sufrió una pérdida de apoyos en la opinión pública y al contrario subió algunos puntos en el último mes, según un sondeo de opinión. La figura del polémico gobernante, en cambio, sí registra un retroceso: hoy un 49% piensa que debe renunciar, contra 41% hace un año. Un 45% opina actualmente que debe continuar en su cargo.

“La distribución de la intención de voto no ha sufrido en este período algún cambio significativo”, reseña el director del instituto autor del estudio, Renato Mannheimer, en el diario Corriere della Sera. El Pueblo de la Libertad (PDL), el partido de Berlusconi, “se mantiene estable, en torno al 30%, con una variación mínima, incluso con una leve subida” respecto al sondeo previo. De hecho, el PDL en diciembre pasado recababa 27,6% y hoy recibe 30,2% de apoyos. La Liga Norte (el principal aliado del PDL y de Berlusconi) aparece estable: en diciembre, antes del escándalo, reunía 12% y hoy logra 10,5%, un punto y medio menos. Estos porcentajes pueden parecer bajos en un sistema bipartidario, pero en el fragmentado panorama italiano son suficientes para garantizar el triunfo electoral.

Incomprensible. El diario, ante estos datos, habla de “una incomprensible estabilidad, pese a la tempestad mediática en curso”, causada por las revelaciones sobre la menor marroquí Ruby y otras “escorts” que frecuentaban a Berlusconi. Los fiscales abrieron una causa penal y lo imputan de los graves cargos de prostitución de una menor y abuso de poder.

Según Mannheimer, “por un lado, los electores de centroderecha aparecen en mayor medida ya acostumbrados a las noticias sobre el estilo de vida del premier”, factor que sin el componente penal que tiene ahora ya era ampliamente conocido por los italianos desde años pasados. Pero sobre todo los electores de centro más proclives a cambiar su voto “no ven alternativas practicables a su opción precedente”, y así terminan con resignación confirmando su apoyo al PDL, antes que al Cavaliere en persona, y “mirando tal vez a otros líderes” dentro de ese partido.   

Ni la oposición ni el llamado Tercer polo, formado por ex aliados de Berlusconi, consiguen atraer a ese vital electorado centrista. “Este es el motivo por el cual también el electorado católico, que debería ser el más sensible a los últimos hechos, no parece haber cambiado mucho sus preferencias”, agrega el estudio .

En cuanto a la oposición de centroizquierda liderada por el Partido Democrático (PD), “no consigue acreditarse como una propuesta creíble y atractiva”, entre otros factores por la escasa inserción de sus líderes. Por esto, y pese al caso Ruby, el PD dirigido por Pier Luigi Bersani recaba hoy 24,5%, y en diciembre obtenía 25%, dentro de su media tradicional. Esto deja espacio a la formación radicalizada del izquierdista Nichi Vendola, que llega al 7,5% de apoyos. Vendola, con su partido Izquierda, ecología y libertad (SEL, en italiano) busca competir por la candidatura a jefe de gobierno de la centroizquierda en las futuras elecciones.

Indecisos. Tal vez por la suma de todos estos factores, los indecisos, en el sondeo del Corriere della Sera, crecen hasta superar el 40%, un “signo del extenderse de la perplejidad y la desorientación” entre los italianos. En cuanto al destino político y personal de Berlusconi, quienes están a favor de su renuncia han aumentado en el último año un 8%, alcanzando hoy a 49%, contra un 45% que se muestra contrario a esa salida. “El efecto principal de los hechos de estos días es un ulterior distanciamiento de la política y un aumento de la tentación de abstenerse” de votar por parte de los italianos, concluye el estudio de opinión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario