El Mundo

Los bancos en EEUU embargarán más de un millón de casas este año

El año más sombrío de la crisis hipotecaria en EEUU acaba de comenzar. Los prestamistas se aprestan a ejecutar más viviendas este año desde que se inició la crisis en 2006.

Viernes 14 de Enero de 2011

Nueva York.— El año más sombrío de la crisis hipotecaria en EEUU acaba de comenzar. Los prestamistas se aprestan a ejecutar más viviendas este año desde que se inició la crisis en 2006. Unos 5 millones de prestatarios están atrasados en dos meses o más en sus pagos y a ellos se sumarán otros, afectados por el desempleo y por préstamos superiores al valor de sus viviendas, dijeron analistas del sector.
  “2011 será el año pico”, opinó Rick Sharga, vicepresidente de la firma de estudios RealtyTrac. La firma pronostica que 1,2 millones de viviendas volverán a los prestamistas este año.
  La cifra de ejecuciones en 2010 fue de un millón de viviendas, según reveló ayer RealtyTrac. Es un 14% más que en 2009 y es la cifra más alta desde 2005, cuando se empezaron a llevar registros. Uno de cada 45 hogares en EEUU recibió un aviso de ejecución el año pasado, equivalente a 2,9 millones de viviendas.
  La tasa bajó en los últimos dos meses de 2010, cuando los bancos pasaron revista a sus procedimientos, luego de denuncias en septiembre sobre el mal manejo de las ejecuciones. Vigilados estrechamente por el gobierno, los prestamistas desistieron de tomar medidas contra prestatarios aunque estuviesen fuertemente en mora.
  Desde entonces, sin embargo, la mayoría de los bancos han reanudado los procesos de ejecución y es probable que el primer trimestre registre un rebote de esa actividad, dijo Sharga.
  Se prevé que los embargos seguirán elevados durante el año debido a la persistencia del desempleo alto, las normas más rígidas de refinanciación y la caída de los valores de las viviendas. Expertos pronostican que más prestatarios se atrasarán en sus pagos. Uno de cada cinco tiene una deuda hipotecaria superior al valor de su vivienda.
  Desde el inicio de la crisis, RealtyTrac calcula que 3 millones de propietarios perdieron sus casas, número que se doblará para 2013 porque hay cinco millones de viviendas bajo estrés. Eso significará que los precios podrían caer otro 10%, adicional al 33% de media registrado desde el verano de 2006, según la firma S&P Case Shiller.
  Los datos de RealtyTrac vuelven a poner en evidencia que el sector inmobiliario sigue deprimido en EEUU, cuatro años y medio después de alcanzar a un pico el precio de las propiedades. El desplome se hizo evidente en el verano de 2007. Nunca antes se había registrado un número tan alto de reposesiones de vivienda por parte de los bancos. Y son una tercera parte del total de expedientes que se iniciaron el año pasado a propietarios morosos.

Los ricos también. La alta tasa de desempleo, que se mantiene desde hace año y medio muy cerca del 10%, explica en gran parte por qué la herida no termina de cicatrizar. Sin embargo, no son sólo los estadounidenses en dificultad para encontrar trabajo los que están atrapados por esta espiral. Las ejecuciones también afectan a millonarios como el actor Nicolas Cage.
  Cuando las cosas iban bien en el mercado inmobiliario, Cage se lanzó a comprar propiedades dentro y fuera de EEUU que no podía mantener, como la extravagante mansión que adquirió en Las Vegas en 2006 por 8,5 millones de dólares. Dos años después intentó venderla por casi 10 millones, con el mercado en caída libre en Nevada. Los bancos finalmente recuperaron la propiedad.
  Ahora vuelve a estar en el mercado, por 7,9 millones. Nevada es, precisamente, el Estado que tiene en este momento el mayor índice de embargos en Estados Unidos, con uno de cada 11 propietarios recibiendo notificaciones de los bancos por el impago de la deuda. En la vecina Arizona, el riesgo de ser ejecutado afecta a uno de cada 17 hogares. Le siguen Florida, California, Illinois y Michigan.

 

Una ex propietaria frente a su casa embargada en Florida. El sector inmobiliario no se recupera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario