El Mundo

Los acuerdos de paz y las Farc, grandes perdedores de las elecciones

Los acuerdos de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla Farc, fueron los grandes derrotados de las elecciones parlamentarias del domingo en el país sudamericano.

Martes 13 de Marzo de 2018

Los acuerdos de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla Farc, fueron los grandes derrotados de las elecciones parlamentarias del domingo en el país sudamericano. Además se votaron unas consultas en dos coaliciones, una de derecha y otra de izquierda, para elegir al candidato presidencial de cada formación. El candidato más votado fue el derechista Iván Duque, contrario a los acuerdos de paz con las guerrillas. Las elecciones presidenciales se harán el 27 de mayo.

Los sectores contrarios al acuerdo de paz lograron la mayoría de escaños en el Congreso, encabezados por el Centro Democrático (CD), partido fundado por el ex presidente y senador Alvaro Uribe, el candidato a senador más votado el domingo y el más crítico del pacto con la guerrilla firmado por su sucesor, Santos. Es de notar que Uribe fue reelegido con más de 864.000 votos, lo que lo convierte en el senador con más votos en la historia colombiana. Como ya habían adelantado los sondeos previos, el partido creado por las Farc, que repite sus siglas, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, resultó ignorado por los votantes. Los votos de la nueva Farc fueron insignificantes en comparación con los de los demás partidos: apenas logró el 0,34 por ciento del escrutinio, algo más de 50 mil votos. Ese puñado de votos no le hubiera bastado para conseguir un solo escaño, si no fuera por el acuerdo de paz, que les garantiza a las Farc diez bancas independientemente del resultado electoral. Este fue uno de los puntos más criticados del acuerdo de paz, además de permitir que guerilleros gocen de sus bancas antes de rendir cuentas ante la justicia por graves delitos. Al pésimo debut electoral de la Farc se sumó la baja de su líder Rodrigo Londoño de la contienda por la presidencia, debido oficialmente a su salud. Las Farc podrían haber mantenido la candidatura en sí misma, pero ya sabían del mínimo nivel de consensos que recababan. Aquel 0,34 por ciento de votos los ubica al fondo de la "tabla" del cuadro de partidos políticos emergido del voto del domingo.

Así las cosas, los colombianos expresaron nuevamente su descontento por los acuerdos de paz, que ya habían sido derrotados en el referendo al que Santos llamó en 2016. Eso obligó al presidente a refrendar el pacto por vía constitucional con algunas modificaciones apresuradas semanas más tarde. El rol de Uribe desde el Congreso fue entonces fundamental para recortar los beneficios entregados a las Farc respecto del acuerdo derrotado por las urnas.

En las elecciones del domingo, los derechistas, que hicieron campaña prometiendo que modificarían las reglas con las Farc, se quedaron con las bancadas más representativas en las dos cámaras del Congreso. Al contrario, los oficialistas, como el Partido de la U de Santos, perdió casi la mitad de sus bancas. De cara a las elecciones presidenciales del 27 de mayo, la derecha llega fortalecida y con números que representan un buen respaldo en el Legislativo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario