El Mundo

López Obrador celebró su primer año sin mucho para mostrar

Miles han salido a celebrar o condenar el primer aniversario del gobernante de izquierda.

Lunes 02 de Diciembre de 2019

Miles de personas han salido a las calles de Ciudad de México para expresar su apoyo o su rechazo al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en el primer aniversario de su llegada al poder. A la vez, ciudadanos y analistas señalan la falta de avances en este año de gestión de López Obrador, que contrastan con sus promesas de campaña.

   La manifestación contra López Obrador ha dado comienzo cantando el himno nacional y después ha partido hacia el Monumento a la Revolución por el Paseo de la Reforma entre consignas como “México sí, López no!”, “No tiene sentido para un país dividido!” o “Fuera AMLO, fuera AMLO!”, las siglas con las que es conocido el presidente.

   En la marcha han participado dirigentes del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), así como miembros de la familia de mormones estadounidenses LeBarón, que fueron víctimas de un atroz ataque de narcos. Los LeBarón perdieron trece familiares el pasado 4 de noviembre en una emboscada en el norte de México.

   “Es el peor primer año de gobierno de un presidente”, ha señalado el líder del PAN, Marko Cortés, que ha explicado que el propósito de la marcha es “exigirle (a López Obrador) que cumpla lo que prometió en campaña y gobierne para todos lo mexicanos y que garantice seguridad”.

   En contraste, en el acto oficial, miles de personas han participado en el Zócalo capitalino en una ceremonia en la que López Obrador ha destacado que “el cambio que estamos realizando está a la vista”. “En el período neoliberal (por todos los gobiernos anteriores) se hacían leyes sin considerar el interés público. Ahora las reformas a la Constitución tiene el propósito de garantizar el desarrollo del país y el bienestar del pueblo. Como lo he dicho muchas veces, la principal tarea del gobierno es desterrar la corrupción política, por eso estamos limpiando el gobierno de arriba para abajo, como se limpian las escaleras”, ha argumentado.

   El hecho es que AMLO ha cumplido su primer año sin lucir muchos logros concretos para celebrar.   López Obrador ha abandonado Los Pinos, residencia habitual de los presidentes mexicanos, para instalarse en un departamento en el Palacio Nacional. Otro giro han sido sus famosas ’mañaneras’: ruedas de prensa que ofrece todos los días..

   Pero en cuestiones de fondo aún está muy lejos de responder a las expectativas que generó durante la campaña, en la que prometió librar al país de la corrupción y la violencia asociadas al crimen organizado. Ayer México vivió un día más de violencia extrema (ver pag. 22).

   En lo tocante a la corrupción, ha atacado a “algunas grandes figuras”, señala la analista Carin Zissis, del ’think tank’ AS/COA. Destaca el caso del ex presidente de Pemex, Emilio Lozoya, contra el que se ha emitido una orden de captura. Pero “hay preocupación porque AMLO no está haciendo lo suficiente en términos de construcción institucional, de despejar el camino para mejorar el Estado de Derecho, de modo que en el futuro pueda haber un cambio real” en la lucha contra la corrupción.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario