El Mundo

López Obrador arrancó un periplo por la "ruta de la muerte"

El presidente mexicano Andrés López Obrador inicio ayer una gira por la "ruta de la violencia", es decir, por los estados donde más sangre se ha derramado en los últimos meses, en medio de críticas constantes por el fracaso de su gobierno para reducir la curva de la criminalidad.

Miércoles 15 de Julio de 2020

El presidente mexicano Andrés López Obrador inicio ayer una gira por la "ruta de la violencia", es decir, por los estados donde más sangre se ha derramado en los últimos meses, en medio de críticas constantes por el fracaso de su gobierno para reducir la curva de la criminalidad.

La paradoja de este periplo es que el mandatario viajará sin la compañía de su ministro de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, lo cual es atribuido al rechazo de los gobernadores que encabezan las zonas más golpeadas por la delincuencia a la estrategia del gobierno en la materia.

"Agradezco la autorización del presidente López Obrador para ausentarme esta semana de actividades oficiales", informó el ministro a través de Twitter.

López Obrador y su Gabinete de Seguridad sesionarán esta semana en los estados de Guanajuato, Colima y Jalisco, en la franja centroccidental del país, que ha sido escenario de sangrientos episodios. La oleada violenta se atribuye a una encarnizada disputa entre los cárteles de Santa Rosa de Lima y Jalisco Nueva Generación, que mantienen en vilo a los habitantes de una amplia región.

El 15 de junio, el juez federal Uriel Villegas fue asesinado con su esposa a las puertas de su casa, en la ciudad occidental de Colima, capital del estado homónimo, y se estima que su muerte fue ordenada por el Cártel de Jalisco. En efecto, Villegas habría ordenado el traslado de una prisión a otra del hijo del máximo jefe de la organización, apodado "El Menchito".

A principios de junio, fue hallada muerta en Colima en una fosa una diputada local del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

El 3 de junio pasado, fue asesinado un alto funcionario de la prisión de alta seguridad de Puente Grande, Alberto Corona, cuando iba a bordo de su automóvil sobre la ruta a la localidad de El Salto, en Jalisco.

Sin embargo, la situación más crítica se vive en Guanajuato, que en 2019 registró el mayor número de homicidios por cada 100.000 habitantes en el país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario