El Mundo

Londres no le reconoce status diplomático a Julian Assange

El gobierno británico frustró así la posibilidad de que el hacker australiano pueda abandonar la embajada de Ecuador sin ser detenido

Viernes 12 de Enero de 2018

Tras más de cinco años refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres, Reino Unido frustró ayer las esperanzas del fundador de Wikileaks, Julian Assange, de poder salir del país con un pasaporte diplomático ecuatoriano, al rechazar la petición de Ecuador para acreditarle como tal. La canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, confirmó ayer que el pasado 12 de diciembre su país concedió la naturalización a Assange, de origen australiano. El 20 de diciembre, Ecuador solicitó al Reino Unido que considerase acreditar a Assange como agente diplomático ecuatoriano en su legación en Londres. Sin embargo, Londres rechazó esa solicitud, según confirmaron ayer Espinosa y el Ministerio de Exteriores británico. "El Reino Unido no acepta esa solicitud ni se encuentra en conversaciones con Ecuador sobre el tema", dijo un vocero inglés. "Ecuador sabe que la forma de resolver este tema es que Julian Assange abandone la embajada para enfrentarse a la Justicia", añadió.

Si Reino Unido le concediese el estatus de agente diplomático, Assange contaría con inmunidad y podría salir de la embajada sin ser detenido y dirigirse al aeropuerto para viajar a otro país. El australiano vive desde junio de 2012 en la embajada ecuatoriana, en Londres un exilio autoimpuesto, porque teme ser detenido y entregado a Estados Unidos en caso de abandonar el edificio. Washington lo acusa de haber publicado en su plataforma Wikileaks miles de documentos secretos sobre las guerras en Afganistán e Irak. Inicialmente, Assange se refugió en la embajada para evitar ser extraditado a Suecia, donde enfrentaba denuncias por violación, pero en mayo de 2017 la Justicia sueca cerró el caso. Sin embargo, autoridades británicas alegaron que lo detendrían de todos modos en cuanto salga de la embajada, por un delito menos grave relacionado con la publicación de documentos comprometedores.

El ex presidente ecuatoriano Rafael Correa dio asilo a Assange por motivos humanitarios. Su sucesor en Quito, Lenín Moreno, quiere acabar sin embargo con la larga permanencia del periodista en la embajada y anunció que iniciaría conversaciones. La jefa de la diplomacia ecuatoriana explicó que su país está explorando otros mecanismos para encontrar una solución, como la consulta sobre este caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuya respuesta está pendiente. "Actualmente se están explorando otras vías de solución, por supuesto en diálogo con el Reino Unido, como una mediación y buenos oficios de autoridades de renombre o de otros Estados que puedan facilitar una solución justa y digna", señaló. "La naturalización le da un anillo más de protección al asilado (Assange) y no altera su condición de persona internacionalmente protegida", dijo Espinosa.

Tras su naturalización, Assange tiene ahora la nacionalidad ecuatoriana, por lo que disfruta de todos los derechos de los nacidos en Ecuador sin perder su nacionalidad australiana. Así lo establece la Constitución de Ecuador, que señala en su artículo 8 que la nacionalidad se obtiene por nacimiento o naturalización. Assange publicó en Twitter una foto en la que se lo ve con una camiseta del seleccionado ecuatoriano de fútbol. La prensa ecuatoriana ya había informado el miércoles que Assange figuraba en los registros de identidad del país y que contaba con un documento oficial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario