El Mundo

Londres acusa a dos rusos por el envenenamiento de un ex espía

Las autoridades británicas creen que los sospechosos son agentes del Kremlin, y emitieron una orden de detención europea contra ambos.

Jueves 06 de Septiembre de 2018

La premier británica hizo público ayer los nombres de dos sospechosos rusos en el caso del envenenamiento del ex agente doble Serguei Skripal y su hija Julia cuando se cumplen seis meses del caso. El gobierno británico cree que los dos son agentes del servicio de inteligencia militar de Rusia o GRU, aseguró la primera ministra, Theresa May. Londres tiene "evidencia firme" sobre la responsabilidad de Rusia, reiteró. Las autoridades informaron que se elevaron cargos contra Alexander Petrov y Ruslan Boshirov por intento de asesinato, graves daños corporales y posesión del arma química Novichok. Reino Unido no pedirá su extradición a Rusia —ya que la Constitución de ese país lo prohíbe— pero obtuvo ya una orden de detención europea contra ambos. Las autoridades antiterroristas publicaron imágenes de los sospechosos pero señalaron que los nombres de sus pasaportes son probablemente falsos. De hecho, Rusia reaccionó poco después del anuncio y aseguró que no conoce a los acusados. "Los nombres e imágenes publicados por los medios no nos dicen nada", afirmó la portavoz del Ministerio de Exteriores, Maria Sajarova. Londres debería dejar de manipular a la opinión pública y cooperar con Rusia para el esclarecimiento del caso, añadió.

Los Skripal fueron encontrados inconscientes el 4 de marzo en un banco de un parque de Salisbury y sobrevivieron por poco a su envenenamiento con el agente nervioso Novichok. Ambos viven ahora en un lugar secreto y el caso desató graves tensiones entre Reino Unido y Rusia, país al que la policía británica acusa de estar detrás del hecho. Neil Basu, jefe de operaciones antiterroristas de Scotland Yard, señaló que "los dos sospechosos tienen aproximadamente 40 años y son rusos que viajaban con pasaportes rusos".

Los dos sospechosos volaron el 2 de marzo a Reino Unido, de acuerdo con la policía. Al día siguiente estuvieron en Salisbury y el 4, el mismo día de los atentados, abandonaron Reino Unido. En su hotel de Londres fueron hallados pequeños rastros del agente nervioso.

Hace dos meses una pareja de la cercana localidad de Amesbury entró en contacto de manera casual con el veneno. El hombre encontró una botella de perfume y se la regaló a su novia, que se roció con el líquido. La mujer, madre de tres hijos, murió ocho días después de haber sido ingresada en el hospital. El veneno de los incidentes es idéntico, según confirmaron las investigaciones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). "No tenemos dudas de que los dos casos están relacionados y ambos conforman una misma investigación", aseguró la policía en un comunicado. Como consecuencia de la crisis, Reino Unido, Estados Unidos y otros aliados expulsaron a más de 140 diplomáticos rusos. El Kremlin respondió con una medida equivalente.

El Novichok es una de las sustancias de fabricación militar más mortíferas y puede entrar en el cuerpo por la piel o las vías respiratorias. Las posibilidades de supervivencia son muy escasas. Los científicos soviéticos desarrollaron esta nueva serie de agentes nerviosos en los años 70 y 80 del siglo XX de manera secreta para evitar las prohibiciones internacionales. También otros países experimentaron con ellos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario