El Mundo

"Lo que detiene a un chico malo con arma es uno bueno con arma"

El lobby armamentístico se pronunció abiertamente en contra de las regulaciones. La Asociación Nacional del Rifle pidió guardias armados en todas las escuelas de EEUU.

Sábado 22 de Diciembre de 2012

La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), el poderoso lobby que defiende la tenencia de armas de Estados Unidos, pidió ayer, una semana después de un fatal tiroteo en una escuela, que el gobierno despliegue policías armados o agentes de seguridad en todas las escuelas del país. La NRA, que defiende la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos sobre el derecho a portar armas, ha estado bajo presión para que tome posición tras la masacre de 20 niños y seis adultos en una escuela de Newtown (Connecticut).

La NRA se mostró sin embargo en contra de un endurecimiento de las leyes para la compra de armas en EEUU. "Ese tipo de leyes no aportará nada", aseguró el vicepresidente de la NRA, Wayne LaPierre, para quien los "verdaderos monstruos" se empeñarán en cometer crímenes a cualquier precio. "La única forma de parar a un chico malo con un arma es un chico bueno con un arma", defendió LaPierre, en una rueda de prensa, en la primera reacción de la organización tras la tragedia.

Combativo mensaje. En un comunicado muy combativo, cuya lectura fue brevemente interrumpida por dos manifestantes con carteles acusando al grupo de tener sus manos manchadas con sangre, la NRA no hizo la menor concesión a las peticiones para controlar la venta de armas de fuego. "Llamo al Congreso a actuar inmediatamente para asignar todo lo necesario para que haya oficiales armados en cada una de las escuelas del país. Los bancos y aeropuertos tienen guardias armados. ¿Por qué no las escuelas?", dijo LaPierre, quien no aceptó preguntas de la prensa.

El vicepresidente de la NRA aseguró que la organización está dispuesta a ayudar a entrenar a equipos para que defiendan las escuelas y trabajar con maestros y padres para mejorar la seguridad, y atacó a los medios de comunicación y a la clase política por demonizar a los propietarios de armas. El lobby armamentístico también criticó el papel que tienen las películas y los videojuegos en la conducta de los estadounidenses por su contenido violento. "Acaso fantasear sobre matar gente no es la forma más obscena de pornografía", preguntó LaPierre.

Demencial. El viernes pasado, 20 niños de 6 y 7 años, y seis adultos murieron acribillados en la escuela Sandy Hook de Newtown por los disparos de Adam Lanza, un joven de 20 años que utilizó las armas de su madre —a quien había asesinado antes mientras dormía— para perpetrar la matanza.

La matanza fue apenas la última de una larga serie en Estados Unidos este año, y la misma resucitó la polémica sobre la tenencia y el porte de armas, hasta tal punto que el presidente Barack Obama dijo que recurriría a todos los poderes legales que le otorga el cargo para volver a prohibir la venta de armas de asalto. Estados Unidos sufre desde hace tres décadas una violencia endémica, incluidos 62 tiroteos masivos desde 1982. La gran mayoría de las armas empleadas en esos episodios fueron semiautomáticas legalmente compradas por los autores de las matanzas.

Una per cápita. En Estados Unidos hay cerca de 310 millones de armas de fuego en poder de civiles, es decir una per cápita, y un ciudadano tiene veinte veces más posibilidades de morir por un disparo que uno en cualquier otro país desarrollado.

Pero LaPierre insistió en que la posesión de armas no es el problema. "Ustedes saben que hace cinco años, tras la tragedia de Virginia Tech, cuando dije que deberíamos poner agentes armados en las escuelas, la prensa me tildó de loco", dijo en referencia a la masacre en ese campus en 2007, que dejó 27 muertos. "¿Pero qué hubiera pasado el viernes si cuando Lanza empezó a disparar en la escuela primaria de Sandy Hook hubiera sido enfrentado por agentes de seguridad armados?", preguntó. "¿Admitirán como mínimo que es posible que 20 niños pequeños, que 26 vidas inocentes se hubieran salvado aquel día?", señaló.

La divulgación del comunicado desató críticas inmediatas de los defensores de una legislación más dura sobre armas. "Los líderes de la NRA proponen que nuestras escuelas se llenen de armas y municiones mortales, están totalmente desconectados de lo que son los propietarios de armas y la opinión pública", dijo el senador por Nueva Jersey Frank Lautenberg.

Otro tiroteo. Mientras el debate sobre la tenencia de armas vuelve a plantearse, un nuevo tiroteo, esta vez en la periferia rural de Pensilvania, causó la muerte de cuatro personas, incluido el agresor, ultimado por la policía, y heridas sin gravedad a varios policías, según informaron las autoridades. La balacera "tuvo lugar en una amplia área" cerca de Geeseytown, en un remoto lugar de Pensilvania, dijo Diane Meling, portavoz de la agencia de emergencia del condado de Blair. Los investigadores sospechan que el atacante habría estado conduciendo un auto cuando abrió fuego contra personas por motivos desconocidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario