El Mundo

Libia: aviones de Kaddafi atacan ciudad petrolera en manos rebeldes

Bombardearon hoy la ciudad de Brega, un día después de que rebeldes armados frustraran un intento de fuerzas de Muammar Kaddafi de recuperar el estratégico puerto petrolero oriental en la mitad del país que controlan los sublevados contra el líder libio.  

Jueves 03 de Marzo de 2011

Aviones bombardearon hoy la ciudad de Brega, un día después de que rebeldes armados frustraran un intento de fuerzas de Muammar Kaddafi de recuperar el estratégico puerto petrolero oriental en la mitad del país que controlan los sublevados contra el líder libio.

El ataque a Brega, 740 kilómetros al este de Trípoli, la  capital del país y bastión de Kaddafi, constituye la mayor  contraofensiva del gobierno libio desde el inicio de la revuelta  contra el histórico líder, en el poder hace 41 años, el 15 de  febrero pasado.

En tanto, en la cercana ciudad de Ajdabiya, también  controlada por los insurrectos, fuentes de la morgue local elevaron  hoy a 14 la cifra de combatientes rebeldes muertos ayer en el  primer día de combates en Brega. Muchos de los hombres que  repelieron el ataque de Kaddafi de ayer en Brega acudieron desde  Ajdabiya.

Testigos dijeron que un avión bombardeó hoy objetivos  rebeldes en Brega, informó la cadena de noticias CNN.
Aunque las fuentes no pudieron identificar de inmediato el  objetivo del ataque, lo más probable es que haya sido una pista de  aterrizaje del complejo petrolero de la ciudad, el segundo más  grande de Libia, que está en manos rebeldes desde hace una semana.

El director de suministros del hospital de Brega, Fattah  al-Moghrabi, dijo que el avión “lanzó una bomba entre la  instalación petrolera y la zona residencial” de Brega, pero que  desconocía si hubo víctimas.
Los rebeldes, que cuentan con tanques, armas automáticas y  antiaéreas pero no aviones, llamaron ayer a la ONU y a países que  respaldan la revuelta a lanzar ataques aéreos para terminar con la  resistencia de Kaddafi.

Sin embargo, luego de que Kaddafi advirtiera ayer de miles de  muertos y de reservas expresadas por Francia y Rusia, Estados  Unidos comenzó a mostrarse más cauto -y menos propicio- a una  intervención militar en el país del norte de Africa, incluyendo la  imposición de una zona de exclusión aérea.

La rebelión en el país de la Opep provocó una caída del 50%  en su producción de 1,6 millones de barriles de petróleo por día,  que es la piedra angular de su economía.
Gran parte de las empresas extranjeras en Libia, entre ellas  todas las petroleras, retiraron a su personal y suspendieron su  producción.

La insurrección, que según organizaciones internacionales de  derechos humanos dejó al menos 1000 civiles muertos, causó además  una crisis humanitaria entre los miles y miles de extranjeros que  intentan salir del país, especialmente en la frontera con Túnez,  donde familias enteras esperan huir de la violencia.

La semana pasada, fuerzas pro-Kaddafi se centraron en el  oeste, reforzando su control de Trípoli y tomando localidades  vecinas o cercanas a la capital.
Esta semana se aventuraron a reconquistar ciudades en la  mitad este del país, la que controlan los rebeldes, pero fueron  repelidas el martes en Al Zawiya y Misurata, a 50 y 200 kilómetros  de la capital, respectivamente, y ayer en Brega y otra vez en Al  Zawiya.(Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario