El Mundo

Liberaron al etarra más sanguinario, autor de 40 asesinatos

"Santi Potros" salió de la cárcel luego de 31 años. Sus víctimas advierten que no tolerarán actos de homenaje al terrorista, como ha pasado con otros

Lunes 06 de Agosto de 2018

El miembro de ETA Santiago Arrospide Sarasola, alias "Santi Potros", dejó ayer la prisión luego de haber pasado en ella 31 años. El veterano terrorista fue responsable de 40 asesinatos. Fue integrante del ala más dura de la formación terrorista vasca. La liberación de Potros revivió el drama del terrorismo vasco, dados sus sangrientos antecedentes.

Santi Potros dejó la prisión de Salamanca acompañado por tres familiares. No quiso hacer declaraciones. Pasó 31 de sus 70 años en la cárcel, 13 en Francia y 18 en España, y superó así el cumplimiento máximo de privación de libertad en el sistema penal español, pese a haber recibido condenas por 3.000 años de prisión. Potros fue autor de los atentados más sanguinarios de ETA, como el de la plaza de la República Dominicana de Madrid en 1986, en el que fallecieron 12 personas, y el del centro comercial Hipercor en Barcelona en 1987, que se saldó con 21 víctimas mortales. Ese mismo año fue detenido en Francia, pero no fue extraditado a España hasta el 2000. El impulsor de aquellos atentados cruentos, planificados para causar gran número de muertos y heridos entre inocentes, era Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros. Pero, ya en prisión y tras la ruptura brutal del alto el fuego el 30 de diciembre de 2006, con el atentado explosivo contra la terminal T-4 del aeropuerto madrileño de Barajas, "se sumó al sector crítico con la banda terrorista", asegura la agencia AFP. Ese atentado causó dos muertos y decenas de heridos. El diario El País caracteriza al terrorista como "un duro entre los duros, aunque al final también fue crítico con ETA".

La libertad del sanguinario etarra fue recibida con resignación entre sus víctimas, que confían en que no sea homenajeado por las facciones políticas legalizadas nacidas o vinculadas a ETA. La Asociación de Víctimas del Terrorismo puso en marcha un protocolo para llamar a las víctimas afectadas e informarlas de posibles excarcelaciones. En el caso de Santi Potros la tarea ha sido ingente, ya que 130 miembros de la asociación son víctimas de su lista de atentados. Muchos no se lo esperaban, reconoció la abogada de la AVT Carmen Ladrón de Guevara, y por ello el organismo hará un seguimiento a alguna de ellas. El temor de alguna de las víctimas de Santi Potros es a que, como ha ocurrido con otros etarras, sea recibido a su salida como un héroe. Hasta ayer al menos, ese temor no se había concretado. La AVT advirtió que denunciará cualquier gesto de ese tipo como un delito de humillación a las víctimas. "Se lo hemos prometido".

El gobierno asegura que estará atento: "Si hay un delito que puede ser subsumido en el enaltecimiento del terrorismo o menosprecio de las víctimas, evidentemente para eso están las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado", alertó el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. A su vez, la presidenta del Colectivo de Víctimas de ETA, Consuelo Ordóñez, ha considerado que "hoy es un día para recordar" a las víctimas de Santi Potros. En su cuenta de Twitter, Covite ha advertido asimismo que "deslegitimar política, social y culturalmente a ETA es todavía una tarea pendiente en el País Vasco y en Navarra".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario