El Mundo

Liberarán informes clasificados sobre el asesinato de Kennedy

Los 3.100 expedientes históricos guardados en el Archivo Nacional podrían aclarar los entresijos del magnicidio y quizás cambiar la historia oficial.

Domingo 22 de Octubre de 2017

El mayor misterio en el imaginario popular de la historia reciente de Estados Unidos es quién fue el verdadero culpable del asesinato de John F. Kennedy, una incógnita sobre la que hay innumerables teorías que pudieran despejar miles de archivos secretos cuya divulgación ahora depende de Donald Trump. El presidente estadounidense anunció ayer que desclasificará los archivos del asesinato de Kennedy en Dallas en 1963. "Sujeto a la recepción de más información, permitiré, como presidente, que se abran los archivos de JFK bloqueados y clasificados durante mucho tiempo", escribió ayer Trump en Twiter, pero sin precisar más al respecto. Los Archivos Nacionales tienen hasta el próximo jueves 26 para decidir cuáles de los 3.100 expedientes clasificados sobre el asesinato a tiros de Kennedy (1961-1963), cometido el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas, pueden salir a la luz y cuáles deben seguir en secreto. Pero Trump es quien tiene la autoridad final para decidir la publicación de los archivos o demorarla durante otros 25 años.

   Una portavoz de la Casa Blanca, Lindsay Walters, dijo a la revista Politico que la oficina de Trump está trabajando "para asegurar que puede publicarse la máxima cantidad posible de datos" de esos archivos para el próximo jueves, una fecha límite marcada bajo una ley de 1992. Pero Walters reconoció que a la Casa Blanca le preocupa el hecho de que "algunos registros de esta colección no se crearon hasta la década de 1990" y deben ser revisados para garantizar que su publicación no dañe la seguridad nacional. Un funcionario del Congreso que siguió el proceso afirmó a Politico que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) presionó a Trump para que bloquee la publicación de algunos documentos, posiblemente para ocultar sus métodos o la identidad de algunos espías que podrían seguir vivos. "Supongo que el presidente podría cambiar de idea a ultimo momento, pero a no ser que lo haga, no habrá una publicación absoluta de esta información. Veremos muchos archivos la semana que viene, pero no todos, desafortunadamente", dijo la fuente, que pidió el anonimato.

   Quienes cuestionan la versión oficial sobre el asesinato de Kennedy esperan impacientes la decisión de Trump, con la esperanza de que los nuevos documentos puedan arrojar luz sobre el misterio. Según Politico, es posible que los documentos que datan de los años 1990 se publiquen con parte de la información censurada, para evitar exponer operaciones de inteligencia relativamente recientes. La mayoría de los 3.100 documentos pendientes de publicación fueron creados por la CIA, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y el Departamento de Justicia, y la ley de 1992 dicta que el jueves deben publicarse por completo, a no ser que Trump decida lo contrario. Si bloqueara los documentos más delicados, Trump decepcionaría a historiadores y a quienes defienden teorías de la conspiración, un grupo del que él mismo no está tan lejos, dado que durante la campaña de 2016 llegó a sugerir que el padre del senador Ted Cruz tuvo algo que ver con Lee Harvey Oswald, el presunto asesino de Kennedy.

   Las investigaciones de la Comisión Warren concluyeron que el asesino de Kennedy, Lee Harvey Oswald, que después fue asesinado, actuó solo. No obstante, hubo todo tipo de teorías conspirativas, desde que la mafia estuvo implicada, pero también se señaló a Cuba, a los soviéticos, a una trama militar-industrial, así como el que fuera su sucesor Lyndon B. Johnson, que pudo haber actuado aliado con la CIA, el crimen organizado y el lobby del petróleo. Los expertos consideran que la desclasificación de los "archivos JFK" no aportarán claves nuevas sobre lo que sucedió entonces. Los documentos sí podrían arrojar luz sobre por qué la CIA estuvo investigando a Oswald antes del asesinato, si cometió algún error y después trató de encubrirlo.

   La ley de 1992 que dio lugar a que los documentos estuvieran clasificados durante 25 años fue el revuelo que provocó la película de Oliver Stone, "JFK" y las teorías conspirativas que proliferaron. En los años 90 se publicaron ya millones de páginas de documentos de las actas sobre Kennedy.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario