El Mundo

Legisladores chilenos arrancaron el diálogo para discutir la reforma de la Constitución

Parlamentarios del oficialismo y la oposición celebraron ayer en Chile una primera reunión formal para discutir en torno a los mecanismos posibles para reformar la Constitución sancionada en los tiempos de la dictadura pinochetista, después de 27 días de violentas protestas y represión.

Jueves 14 de Noviembre de 2019

Parlamentarios del oficialismo y la oposición celebraron ayer en Chile una primera reunión formal para discutir en torno a los mecanismos posibles para reformar la Constitución sancionada en los tiempos de la dictadura pinochetista, después de 27 días de violentas protestas y represión.

En la reunión, celebrada en la sede del Congreso, en Valparaíso, estuvieron representados todos los partidos políticos que forman la coalición oficialista Chile Vamos y la mayoría de las fuerzas opositoras, incluído el Partido Comunista, informó La Tercera en su edición online.

La necesidad de reformar la Carta Magna para ampliar los derechos de la sociedad y combatir las desigualdades es una de las demandas centrales en las multitudinarias manifestaciones que se suceden en las grandes ciudades chilenas desde el 18 de octubre.

En la reunión de ayer, el debate se centró en los mecanismos que se elegirán para hacer los cambios, todos ellos previstos en la ley.

Un camino posible es la instalación de un Congreso Constituyente, que convertiría al Parlamento en Asamblea habilitada para modificar artículos, una fórmula que es rechazada por los manifestantes por el desprestigio del Poder Legislativo.

Otra vía puede ser la formación de una Convención Constituyente integrada por legisladores y asambleístas designados en elecciones, una fórmula discutida por los sectores de la oposición que impulsan la reforma y resisten la idea de la imposición de parlamentarios sin pasar por el tamiz de las urnas.

Queda entonces la alternativa de declarar la necesidad de la reforma constitucional y convocar a elecciones para instalar una Asamblea Constituyente, capacitada para sesionar de manera soberana y con total independencia del Congreso.

Esta última opción es la que menos seduce al oficialismo, debido a que una elección en este momento, en el que las encuestas destacan la impopularidad de Piñera, puede dejar a la alianza gobernante con escasa representación en el trámite de reforma.

Chile vive uno de los momentos políticos de mayor complejidad desde que el 18 de octubre, hace casi un mes, estalló una crisis nunca vista en su historia reciente.

El gobierno no ha logrado en estos 27 días controlar el orden público. El martes, en una jornada de paro nacional convocada por un centenar de sindicatos y fuerzas sociales, las concentraciones y marchas pacíficas fueron seguidas por altercados provocados por grupos violentos que nadie controla. El presidente Piñera hizo ese mismo día un llamamiento para alcanzar acuerdos por la justicia social y una nueva Constitución. Nunca antes la derecha se había avenido a reemplazar la Ley Fundamental heredada de la dictadura militar y la decisión del Ejecutivo fue considerada un hecho histórico: será la primera vez que el país tendrá una Constitución nacida de la discusión democrática.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS