El Mundo

Las tropas de EEUU se someten al mando iraquí

Las fuerzas estadounidenses se sometieron a un mandato iraquí por primera vez desde la invasión del país del golfo Pérsico en 2003 y entregaron el control de la "zona verde" de Bagdad, donde se encuentran el Parlamento iraquí, la embajada de Estados Unidos y edificios gubernamentales, a soldados locales.

Viernes 02 de Enero de 2009

Bagdad. — Las fuerzas estadounidenses se sometieron a un mandato iraquí por primera vez desde la invasión del país del golfo Pérsico en 2003 y entregaron el control de la "zona verde" de Bagdad, donde se encuentran el Parlamento iraquí, la embajada de Estados Unidos y edificios gubernamentales, a soldados locales. El simbólico cambio se produce un día después de que venciera el mandato de la ONU para las fuerzas extranjeras en Irak, y se considera un hito en el camino de Irak hacia la recuperación plena de su soberanía.

La fuerza estadounidense en Irak, que actualmente cuenta con más de 140.000 efectivos, había operado desde 2003 bajo una resolución del Consejo de Seguridad. Pero a la medianoche de la víspera de Año Nuevo, el mandato de la ONU expiró y los soldados fueron colocadas bajo un nuevo mandato otorgado por el gobierno iraquí en un acuerdo bilateral logrado con Washington. El pacto da a los soldados estadounidenses tres años para abandonar Irak, revoca su poder para detener iraquíes sin una orden judicial y somete en algunos casos a contratistas y militares estadounidenses a la ley local.

Una banda iraquí tocó gaitas en una pequeña ceremonia en una calle rodeada de muros de concreto y alambradas en la "zona verde", una sección fortificada del centro de Bagdad fuera de los límites de la mayoría de los iraquíes, quienes la ven ampliamente como un símbolo de ocupación. "Transmito el voto de las fuerzas armadas que serán capaces de asumir la responsabilidad plena, para que Irak nuevamente esté segura en las manos de sus propios ciudadanos", dijo el ministro de Defensa, Abdel Qader Jassim.

Día soberano. El coronel Steven Ferrari, comandante de la 50º brigada de infantería responsable de las tropas estadounidenses en el área, calificó la ocasión como un nuevo día para la soberanía iraquí. "Como una nación soberana, Irak asume el rango pleno de las responsabilidades de seguridad de esta tierra de larga historia", agregó. El miércoles, funcionarios estadounidenses abandonaron el palacio de mármol de la era de Saddam Hussein desde donde gobernaron directamente a Irak por más de un año después de la invasión. En el último tiempo, se habían ido trasladando al nuevo recinto de su embajada, la más grande del mundo. Los soldados estadounidenses a través de Irak continúan bajo el mando de su país, pero ahora sus operaciones deben ser autorizadas por un comité conjunto y sólo pueden detener a iraquíes con una orden de un juez local. También deberán dejar las calles de las ciudades y pueblos iraquíes para mediados de 2009 y se retirarán del país para fines de 2011.

En tanto, los británicos cedieron el control de Basora.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS