El Mundo

Las fuerzas de Kaddafi recuperan un estratégico puerto petrolero

Los rebeldes se repliegan de Ras Lanuf ante el poderío militar de las tropas leales al gobierno. Preparativos del régimen de un avance a gran escala hacia otros bastiones de la insurgencia.

Viernes 11 de Marzo de 2011

Ras Lanuf, Libia. — Las fuerzas de Muammar Kaddafi desalojaron ayer a cientos de rebeldes del estratégico puerto petrolero de Ras Lanuf con una lluvia de disparos de cohetes y tanques, expandiendo significativamente el control sobre Libia. Mientras tanto las naciones occidentales se esforzaban por hallar un medio de detenerlo. Los rebeldes en fuga dijeron que las fuerzas del gobierno lanzaron una lluvia de cohetes y andanadas de artillería de tanques sobre Ras Lanuf en preparativo para un avance en gran escala hacia otros bastiones rebeldes. Miembros de la oposición, con armas ligeras, retrocedieron hacia su territorio en Bengazi (feudo de la oposición) en automóviles y furgonetas con ametralladoras montadas. Según un comunicado leído por el viceministro libio de Relaciones Exteriores, Jaled Kaaim, en Trípoli, Ras Lanuf ha quedado “totalmente limpia de rebeldes”, así como la refinería y la planta petroquímica. “Los combates fueron muy duros”, dijo, antes de agregar que “toda la ciudad y sus alrededores están bajo control”.

Faltan medicinas. Prosiguiendo la feroz contraofensiva para recuperar las ciudades orientales del país, las fuerzas fieles al régimen mediante ataques aéreos y de la artillería obligaron a los insurgentes a huir de esta ciudad petrolera estratégica situada a 650 kilómetros de Trípoli. En Misrata, la tercera ciudad más grande del país después de Trípoli y Bengazi, se registraron ataques en la periferia. Los soldados, sin embargo, no intentaron avanzar hacia el centro de la ciudad, dijo un portavoz de los insurgentes, quien también indicó que faltan medicamentos.
  El canal de noticias árabe Al Arabiya informó que en la ciudad de Al Zawiya, donde hubo muchas víctimas civiles, algunos barrios están controlados por insurgentes y otros por tropas de Kaddafi. El oeste del país está ampliamente en manos del régimen.
  Un jefe rebelde en la ciudad de Ajdabiya, en territorio dominado por la oposición, dijo que las fuerzas y tanques de Kaddafi aún luchaban con los insurgentes en el acceso occidental a Ras Lanuf y disparaban desde el mar con patrulleras navales artilladas. “Son batallas duras”, afirmó Akram al-Zwei, un miembro del comité rebeldes. “Estamos peleando contra cuatro batallones equipados con aviones, tanques, misiles, de todo”. Agregó que los rebeldes combaten al lado del batallón Saaiqa 36, que tenía su sede en Bengazi pero que se pasó a la oposición.

Crucial victoria. Recuperar Ras Lanuf representa una importante victoria para Kaddafi, restableciendo su poder sobre una instalación petrolera dañada pero vital, y ampliando su zona de control sobre la principal carretera costera que va desde territorio rebelde hasta la capital Trípoli. Un vocero del consejo gobernante insurgente dijo que la fuerza aérea, el ejército y la armada del régimen bombardearon Ras Lanuf teniendo como blanco el principal hospital, mezquitas y zonas civiles. “El régimen que ha perdido legitimidad practica una política de tierra arrasada”, afirmó el vocero Hafidh Ghoga. “Hemos pedido todas las medidas para proteger al pueblo libio. Creemos que las Naciones Unidas lo pueden hacer”.
  El hospital rebelde en la ciudad oriental de Brega informó que hubo cuatro muertos confirmados en la lucha, 35 heridos y 65 desaparecidos. La Cruz Roja Internacional confirmó que hubo docenas de bajas civiles en los últimos días en intensos combates entre el ejército de Kaddafi y los insurgentes. “Necesitamos ayuda de la comunidad internacional, pero sólo oímos promesas”, se lamentó Mohamed Alí Al Zuaiee, un combatiente rebelde. “No están haciendo nada”. El hospital principal de Ras Lanuf recibió impactos de artillería o de ataques aéreos y los rebeldes evacuaban a los pacientes a las ciudades de Brega y Ajdabiya, dijo Gebril Hewada, un médico de la oposición en Bengazi. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario