El Mundo

Las Farc suspenden las negociaciones de paz con el gobierno colombiano

La guerrilla explicó que la pausa es para analizar la propuesta del presidente Santos de someter a referendo un eventual acuerdo para ponerle fin a medio siglo de conflicto.

Sábado 24 de Agosto de 2013

La guerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) decidió ayer interrumpir la negociación de paz para analizar una propuesta del gobierno de Juan Manuel Santos con la que se buscaría someter a un referendo un eventual acuerdo que ponga fin a medio siglo de conflicto que ha costado más de 200.000 vidas. "La delegación de paz de las Farc decidió hacer una pausa en la discusión de la mesa para centrarse exclusivamente en los análisis de los alcances de la propuesta gubernamental", afirmó alias "Pablo Catatumbo", miembro del equipo negociador guerrillero y cuyo nombre real es Jorge Torres.

Anteriormente, el dirigente guerrillero "Marco Calarcá" (alias de Luis Alberto Albán) señaló en el Palacio de Convenciones de La Habana que ese proyecto de ley "pretende unificar la fecha de los comicios de marzo con la realización de un referendo en el que se le da al mandatario facultades extraordinarias que le permitirían manejar los asuntos de paz a través de decretos". Aunque las Farc afirmaron que el receso era tan solo de manera temporal, es la primera vez que una de las partes negociadoras se retira de la mesa de negociaciones. Santos catalogó de "legítima" la pausa anunciada por la guerrilla, pero comentó que no debe durar mucho tiempo porque el proceso de paz debe avanzar.

El gobierno colombiano presentó el jueves al Senado el proyecto de ley que permitiría la realización de un referendo sobre un eventual acuerdo de paz, coincidiendo con las elecciones que se celebrarán en Colombia en 2014. Santos dijo que la idea es que los colombianos ratifiquen o rechacen los eventuales acuerdos con las Farc en las elecciones parlamentarias del 9 de marzo o las presidenciales del 25 de mayo. Actualmente, la ley colombiana prohíbe realizar un referendo paralelamente a las elecciones. Al justificar la presentación del proyecto, el mandatario dijo que se trata de algo "hecho a conciencia, planeado", que representa "un acto de responsabilidad con el país y con las futuras generaciones" para que el proceso de paz tenga instrumentos para refrendar los acuerdos.

Disensos. El jefe negociador de las Farc, "Iván Márquez" (alias de Luciano Marín) había asegurado que la posibilidad del referendo no era "técnicamente posible" y defendió la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, mecanismo al que se opone el gobierno. En la jornada de ayer en La Habana no participó el ex vicepresidente Humberto de la Calle, jefe de la delegación oficial en las negociaciones, pues tuvo que regresar a Bogotá para visitar a un hermano enfermo. Pero en un breve contacto con la prensa, dijo que el proyecto solo es una medida de previsión y no significa una convocatoria anticipada a los ciudadanos para participar en un referendo.

Si bien las Farc han sido debilitadas por más de una década de ofensiva militar, aún mantienen la capacidad de realizar ataques de gran impacto contra las fuerzas armadas y la infraestructura económica del país. Desde noviembre de 2012 el grupo insurgente negocia con el gobierno un acuerdo para poner fin al conflicto armado que dura casi medio siglo. Hasta el momento han discutido sobre el desarrollo rural y la participación política de la guerrilla, tan solo dos puntos de una agenda de cinco temas. El diálogo se cumple en medio de la confrontación ante la negativa del gobierno de firmar un cese del fuego como lo propuso las Farc con el argumento de que podría aprovecharlo para sacar ventaja militar y prolongar indefinidamente el proceso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario