El Mundo

La ultraderecha de Facebook milita por Bolsonaro

El movimiento QAnon, que nació en Facebook y Youtube en EEUU, ha aparecido en Brasil, repitiendo las mismas tesis paranoicas

Domingo 30 de Agosto de 2020

Los movimientos de ultraderecha surgidos en los últimos años en Internet están cruzando las fronteras. Desde su lugar de origen, Estados Unidos, ahora hacen pie en países de América Latina, como Brasil. Es el caso del movimiento conocido como QAnon (acrónimo de "Q Anónimo"). Considerado una amenaza de terrorismo interno en Estados Unidos debido al potencial de fomentar la violencia extremista, QAnon se ha adaptado a Brasil y gana adeptos entre los radicales nacionalistas partidarios del presidente Jair Bolsonaro. La versión brasileña de esta teoría de la conspiración creada por la extrema derecha norteamericana se cultiva en los foros y alimenta las campañas de fake news, noticias falsas, según un informe del diario O Estado de Sao Paulo.

Estas campañas están dirigidas en Brasil contra los ministros del Tribunal Supremo (STF) y contra las estrategias de salud pública ante la pandemia, como el uso de barbijos y "termómetros de frente".

Los partidarios de QAnon creen que el presidente Donald Trump ha sido elegido por un "ejército secreto" para luchar contra los gobernantes ocultos del mundo. Es un héroe patriota que ha aceptado enfrentarse a una red de tráfico de personas y pedofilia que involucra desde políticos de izquierda y actores de Hollywood hasta El Vaticano y el multimillonario húngaro George Soros.

Recientemente, la cadena BBC publicó un extenso informe sobre el fenómeno QAnon en América Latina (http://https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-53936695)

El origen del movimiento es oscuro. Los partidarios siguen una "Q" anónima para liberar mensajes encriptados en la "deep web", la Internet oculta a las herramientas de búsqueda habituales. La fuente principal de la teoría nunca hizo ninguna mención a Bolsonaro, pero los partidarios del presidente tratan de incluir al brasileño entre los líderes mundiales elegidos por "Q" para "salvar el mundo".

En abril de este año, por ejemplo, el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, publicó una foto en las redes junto a su padre y sus hermanos comiendo maíz. Para los partidarios del movimiento QAnon, más que una simple reunión familiar, la imagen era la prueba de que Bolsonaro es el elegido. Días antes, la "Q" había publicado la escena de una plantación de maíz. "Junta las piezas del rompecabezas", decía el mensaje publicado por el perfil de "Revelación Total".

Una encuesta realizada por O Estado de Sao Paulo identificó que en los últimos 12 meses, las ideas del movimiento se han propagado en las páginas brasileñas de Facebook y YouTube, grupos y canales que en conjunto suman alrededor de 1,7 millones de seguidores. A través de la herramienta CrowdTangle, la encuesta consideró sólo las publicaciones en portugués. Estas cuentas permanecen online, a pesar de los retiros de los grupos de apoyo a QAnon recientemente anunciados por las plataformas Facebook y Twitter, entre otras.

Los "conspiradores" no se limitan al anonimato de la "deep web" en Internet. El 21 de junio, en la Explanada de los Ministerios en el corazón político de Brasilia, los partidarios del Bolsonaro llevaron carteles con la letra "Q" y también "wwg1wga", un acrónimo que identifica el movimiento y representa en inglés la frase "donde uno va, van todos".

Otro manifestante portaba la frase "Pizzagate es real", una referencia al origen de QAnon. En 2016, los trumpistas inventaron que Hillary Clinton, entonces adversaria por la presidencia de Trump, y sus principales ayudantes controlaron un esquema de tráfico de niños desde el interior de una pizzería en Washington. Influido por la farsa, un hombre fue al lugar y disparó una ametralladora.

El crecimiento en Estados Unidos provocó alerta. Un informe del FBI que se hizo público en agosto de 2019 señaló que movimientos como QAnon "muy probablemente" crecerían y llevarían a grupos e individuos extremistas a cometer actos criminales violentos. El FBI clasificó el movimiento como una potencial amenaza interna de terrorismo.

Los miembros de la Corte Suprema de Brasil, el TSJ, son objetivos recurrentes de los foros de conspiración en Facebook con información calumniosa. Las publicaciones han tratado de vincular a los ministros con presuntas "orgías con chicas" organizadas por el medio conocido como Juan de Dios, y sostienen que el poder judicial está conspirando contra Bolsonaro.

Entre las páginas que reproducen el contenido de QAnon hay algunas que se presentan como "Alianza con Brasil", "Brasil por encima de todo" y "Derecho Bolsonaro". En los videos con "explicaciones" sobre la teoría es común defender el "hidroxibolsonaro" en la lucha contra el covid-19. Esta es una referencia a la hidroxicloroquina, que el presidente impulsa. Bolsonaro se contagío de covid-19 y dice que se curó gracias a esta droga que está aprobada solo contra el paludismo pero no contra el covid-19. Trump también es un impulsor de esta medicina, pese a que los científicos no han hallado pruebas de su eficacia contra el coronavirus. Las páginas suelen mantenerse con perfiles falsos o apócrifos.

En la encuesta hecha por O Estado de Sao Paulo se pedía al voluntario que entrevistara a cuatro personas identificadas en las redes sociales como referencias a QAnon en el Brasil, pero no se obtuvo respuesta. En sus perfiles, afirman que los "medios principales" trabajan en contra de la "verdad secreta".

El movimiento es político, pero no sólo eso. Un reportaje de junio en la revista The Atlantic clasificó el fenómeno como "una nueva religión". En Brasil, QAnon también se difunde en grupos que discuten temas esotéricos y místicos.

El psicoanalista y profesor de la Universidad de Sao Paulo Christian Dunker afirma que las teorías de conspiración buscan simplificar fenómenos que la gente no puede explicar con su repertorio habitual de razones y conocimientos. "La paranoia resuelve las cosas porque dirá que hay un plan más grande, un sentido escondido. Y le dice indirectamente a la persona que es muy importante porque ha llegado a saber que el mundo está dividido, por ejemplo, en la lucha entre la oscuridad y el bien. Este efecto de relevancia, de protagonismo, es muy tentador", señala el psicoanalista.

Facebook informó en una declaración a O Estado de Sao Paulo que está constantemente tomando medidas contra los grupos y páginas vinculadas al movimiento QAnon que violan las políticas de la empresa. "Estos movimientos, sin embargo, evolucionan rápidamente, lo que requiere que hagamos un esfuerzo continuo. Por lo tanto, seguiremos el tema de cerca, estudiando los símbolos y la terminología y evaluando los próximos pasos para mantener nuestra comunidad segura", dice la nota.

Facebook declaró que el 19 de este mes eliminó 790 grupos y 100 páginas vinculadas al movimiento.

La red de conspiración, sin embargo, no fue prohibida en la plataforma. La eliminación sólo afectó a los relatos que "celebraban la conducta violenta, mostraban armas de fuego, sugerían su uso o tenían seguidores con patrones de conducta violenta".

YouTube ha declarado que desde que actualizó su política sobre expresiones de odio en junio de 2019, ha eliminado "decenas de miles" de vídeos relacionados con QAnon y ha cerrado "cientos" de canales con contenido sobre el tema por violar las directrices de la comunidad.

"Además, cuando los usuarios acuden a YouTube y buscan temas sujetos a información errónea, proporcionamos un contexto adicional y destacamos los vídeos de expertos o fuentes de noticias fiables". La Presidencia de Brasil no contestó a un pedido de O Estado de Sao Paulo para que dé su opinión sobre el tema.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS