El Mundo

La UE mostró grandes diferencias en la cumbre decisiva para salvar al euro

Bruselas.- Los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE) comenzaron a tejer ayer, en el primer día de la cumbre de Bruselas, la malla de una gran red de seguridad que evite...

Viernes 09 de Diciembre de 2011

Bruselas.- Los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE) comenzaron a tejer ayer, en el primer día de la cumbre de Bruselas, la malla de una gran red de seguridad que evite la agonía del euro. Sin embargo, por el momento, los dirigentes europeos parecían enzarzados de nuevo en discrepancias institucionales y de procedimiento.

Según conclusiones preliminares de la cumbre a las que tuvo acceso la agencia Reuters, los líderes de la UE aspiran a lanzar un nuevo "pacto fiscal" para la zona euro, que incluirá reglas más estrictas sobre los déficits fiscales y procedimientos de emisiones de deuda.

El borrador también mostró que la zona euro planea adelantar la entrada en vigencia del fondo permanente de rescate, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE), a julio de 2012. Además, este mecanismo tendría licencia para operar como un banco. Estas medidas darían al MEE acceso a liquidez del Banco Central Europeo, reforzando su capacidad para enfrentar la crisis de deuda.

Sin embargo, un alto funcionario alemán anticipó anoche que su país rechaza algunas de estas conclusiones, entre ellas la emisión común de deuda y el funcionamiento simultáneo del MEE y del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.

Con condiciones. Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, volvió a amenazar ayer con vetar cualquier propuesta de nuevo tratado de la UE -como quiere Alemania para fijar el principio de disciplina fiscal- si los intereses británicos se ven afectados.

"La estabilidad de la eurozona es buena para el Reino Unido", comentó Cameron, pero "no a cualquier precio". La propuesta de unión fiscal del eje franco-alemán no gusta nada en Londres, que teme una cesión de soberanía a Bruselas y, en concreto, que su corazón financiero se vea afectado.

No obstante, a pesar de que Cameron propuso una cláusula "opt-out", una excepción en ese caso, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, lo rechazó. "No puede haber dos grupos diferentes, con baremos diferentes", subrayó.

Según distintas fuentes, Berlín y París también rechazaron las exigencias de Londres. Tanto Alemania como Francia amenazaron con avanzar en la modificación de los tratados sólo entre los 17 socios del euro, al margen del resto de los miembros que integran la UE, como es el caso de Gran Bretaña.

"Cerca de explotar". Antes del inicio de la cumbre, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, advirtió: "Europa nunca ha estado tan cerca de explotar". El mandatario galo y la canciller alemana, Angela Merkel, llevan la batuta en estos dos días de Consejo Europeo, que, teóricamente, debería finalizar hoy con un acuerdo que cierre o ponga los cimientos definitivos para acabar con la crisis de deuda soberana en la eurozona. "Si mañana (por hoy) no logramos un acuerdo no habrá una segunda oportunidad", agregó Sarkozy.

La situación es tan grave que incluso la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, de visita en Bruselas para una reunión de la Otán, pidió a la UE "medidas concretas" para salir del pozo, al tiempo que se mostró confiada en que el bloque logrará superar el difícil momento.

También la directora del FMI, Christine Lagarde, ofreció a Europa el brazo de la institución multilateral, que seguramente tendrá un papel más relevante junto a la UE en posibles nuevas turbulencias.

Merkel, por su lado, se mostró confiada en que los líderes europeos alcanzarán un acuerdo, pero expresó su preocupación por el hecho de que "el euro ha perdido credibilidad", según comentó a la entrada de la cumbre.

Como "receta" para endurecer las normas en materia de control presupuestario, Merkel siguió su línea de "mano dura": "La Comisión Europea y el Tribunal de Justicia deberán tener mayores competencias", enfatizó. En el caso del Ejecutivo de los 27, para controlar los borradores de presupuestos nacionales de los socios antes de que sean aprobados, y vigilar que respetan las reglas en materia de déficit y deuda públicas. En el caso del Tribunal de Justicia, para imponer sanciones automáticas a los socios "rebeldes".

Todo bajo control. Berlín y algunos de sus aliados en la cruzada de la austeridad, como Holanda o Austria, contemplan incluso la posibilidad de crear la figura de un "gendarme" del control fiscal, un supercomisario que aplique las reglas a rajatabla, tarea que podría recaer en el actual comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn.

Merkel y Sarkozy quieren grabar a fuego en los tratados los dos principios básicos del Pacto de Estabilidad (que pocos han respetado): un tope de déficit público del tres por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) y un techo de deuda pública del 60 por ciento del PBI. El eje franco-alemán quiere sanciones automáticas para los incumplidores y la posibilidad de llevarles ante la justicia europea si reinciden.

La producción industrial griega cae en picada

Atenas. — La producción industrial de Grecia se hundió en octubre y su tasa de desempleo se mantuvo cerca de máximos históricos, lo que refleja el profundo malestar económico en un país sacudido por una crisis de deuda, según datos conocidos ayer. Las medidas de austeridad aplicadas, como mayores impuestos y recortes en los salarios del sector público y en las pensiones, sofocaron la demanda interna en momentos en que el país heleno atraviesa por su cuarto año consecutivo de recesión. La economía griega de 220.000 millones de euros se contraería en más de un 5,5% este año y no se espera una recuperación antes de 2013.
  Los datos difundidos por el servicio de estadísticas ELSTAT mostraron que el ritmo anual de contracción de la producción industrial se aceleró desde una caída del 1,7% en septiembre, desplomándose un 12,3% en octubre. La producción manufacturera también cayó un 11,9%.
  La producción industrial cayó un 5,8% en 2010 y ha estado en constante descenso al menos desde enero de 2009.

Descontento general. Con la economía contrayéndose por cuarto año consecutivo en 2011, el desempleo ha subido con fuerza, aumentando el descontento de los griegos. La tasa oficial de desempleo bajó en septiembre tras tocar un máximo récord de 18,4% en agosto, pero permanece en un histórico alto nivel de 17,5%. El número de desempleados creció a 857.656 en septiembre desde 627.715 en el mismo mes del año pasado.
  La tasa de desempleo griega, que no se ajusta por factores estacionales, es muy superior al promedio del 10,2% de la zona euro. Los jóvenes —que han encabezado protestas contra el gobierno y las medidas de austeridad en los últimos meses— continúan siendo los más afectados. La tasa de desempleo en la categoría de personas entre 15 y 24 años subió al 46,4% desde el 43,5% registrado en agosto.

Rajoy reclama

El futuro presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, reclamó a la UE medidas contundentes para “cortar la hemorragia” de la deuda soberana en Europa, que afecta indirectamente también a España. Durante una reunión de líderes conservadores del Partido Popular Europeo (PPE) en Marsella, Francia, Rajoy pidió, aunque sin citar expresamente al Banco Central Europeo, medidas urgentes para acabar con la sangría de la deuda soberana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario