El Mundo

La salida de Rajoy deja al PP sin un sustituto claro y con exceso de candidatos

La salida de Mariano Rajoy tanto de la presidencia del gobierno español como de la de su Partido Popular (PP) dejan un panorama lleno de incógnitas en la principal fuerza conservadora del país, que no tiene un sustituto claro, al tiempo que siente la presión de partidos de reciente formación, como el liberal Ciudadanos.

Lunes 11 de Junio de 2018

La salida de Mariano Rajoy tanto de la presidencia del gobierno español como de la de su Partido Popular (PP) dejan un panorama lleno de incógnitas en la principal fuerza conservadora del país, que no tiene un sustituto claro, al tiempo que siente la presión de partidos de reciente formación, como el liberal Ciudadanos.

Rajoy perdió la presidencia del Ejecutivo en una histórica moción de censura que se produjo pocos días después de que se conocieran duras condenas contra implicados en la trama "Gürtel", uno de los mayores escándalos de corrupción en la historia reciente de España que gira en torno a una red de empresarios y figuras del PP.

El goteo de casos de corrupción entre antiguos pesos pesados del partido, la puesta en duda de la credibilidad del propio Rajoy en la sentencia del caso y el desgaste generado por otros temas, como la crisis secesionista en Cataluña venían sacudiendo al gobierno conservador, que finalmente cayó en la moción de censura encabezada por el socialista Pedro Sánchez.

Cuatro días después de su caída al frente del gobierno, el ya ex presidente anunciaba también su renuncia a seguir liderando su partido y señalaba que su sucesor se definiría en un congreso extraordinario que podría celebrarse en julio.

Este es uno de los puntos que más incógnitas genera en el partido, que no tiene a un claro relevo y debe reorganizarse antes de que el actual Ejecutivo, que ya ha anunciado su intención de no agotar la legislatura que termina en 2020, convoque elecciones generales anticipadas.

La incertidumbre se refleja en los numerosos candidatos con los que la prensa ya especula: Soraya Sáenz de Santamaría, ex "número dos" de Rajoy; María Dolores de Cospedal, ex ministra de Defensa y rival interna de Santamaría en el PP, o Alberto Núñez Feijóo, presidente regional de Galicia, fueron los más mencionados en las primeras horas.

Pero según pasan los días se van sumando más a la lista, como la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado; el ex Ministro de Fomento Iñigo de la Serna o el líder del PP en el País Vasco, Alfonso Alonso.

Todos ellos vienen cumpliendo con el protocolo habitual de los candidatos: negando el interés al ser consultados por la prensa y remitiéndose al futuro congreso extraordinario.

Uno de los retos que deberá asumir el elegido será el de frenar el ascenso en las encuestas del otro partido que aglutina la mayoría de los votos de centro: el liberal Ciudadanos, que a pesar de ser la única fuerza que respaldó al PP en la moción de censura también lo atacó con críticas.

La tendencia de los sondeos de los últimos meses indica una importante pérdida de apoyos del PP en favor de Ciudadanos, al que alguna encuesta llegó a situar como el primero en intención de voto en el caso de celebrarse nuevamente elecciones. Algo que ya ocurrió en la última cita electoral en España: en las elecciones catalanas del pasado diciembre, la formación "naranja" fue la más votada, en plena crisis independentista, en fuerte contraste con el PP, que se situó a la cola.

Además de la corrupción, ha sido precisamente la gestión de la crisis catalana la que ha supuesto un fuerte desgaste para el PP. Para colmo, en los últimos días reapareció José María Aznar. Llevaba tiempo siendo crítico con Rajoy y no perdió la oportunidad: el mismo día en que Rajoy se despidió aprovechó para reclamar "la indispensable reconstrucción del centroderecha" y, de paso, postularse para liderarla.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario