El Mundo

La reelección indefinida, pero a futuro

El 4 de diciembre de 2015, la Asamblea Nacional de Ecuador aprobó dieciséis enmiendas constitucionales impulsadas por el Ejecutivo. Entre las enmiendas, había una que se destacaba: la reelección indefinida del presidente. Pero que sólo entrará en vigencia luego del 24 de mayo próximo, fecha del cambio de mando el el gobierno ecuatoriano. Esta reforma con cláusula gatillo fue impulsada por el presidente Rafael Correa, quien así se excluyó de la contienda electoral de ayer. Pero se dejó el terreno libre para el futuro.

Lunes 20 de Febrero de 2017

El 4 de diciembre de 2015, la Asamblea Nacional de Ecuador aprobó dieciséis enmiendas constitucionales impulsadas por el Ejecutivo. Entre las enmiendas, había una que se destacaba: la reelección indefinida del presidente. Pero que sólo entrará en vigencia luego del 24 de mayo próximo, fecha del cambio de mando el el gobierno ecuatoriano. Esta reforma con cláusula gatillo fue impulsada por el presidente Rafael Correa, quien así se excluyó de la contienda electoral de ayer. Pero se dejó el terreno libre para el futuro.

La Constitución ecuatoriana permitía una sola reelección y Correa fue reelegido como presidente en 2013. Esto significa que tanto el actual presidente, pero también los legisladores que ya han cumplido dos períodos, no pudieron presentarse a las elecciones de ayer, en las que también se renovó por completo la Asamblea Nacional de 137 miembros. Crrea ya había dicho que no se presentaría a estos comicios. Pero, fundadamente, la oposición lo acusa de impulsar la reforma para poder hacerlo más adelante. Lenín Moreno, su vicepresidente en el primer período, podrá presentarse en el nuevo turno, en 2021.

Las otras reformas constitucionales que se votaron en diciembre de 2015 contemplan reducir de 35 a 30 años la edad mínima requerida para postularse a la Presidencia y cambios en la misión de las fuerzas armadas para que, además de sus funciones actuales, apoyen la "seguridad integral del Estado". También incluye normas relacionadas con la contratación colectiva en el sector público.

La conclusión política es que Correa decidió "salir de pista" y "entrar en boxes" en este turno electoral, consciente de la mala situación económica que predomina desde 2014, y del cansancio que su figura confrontativa ha causado en la clase media urbana. Un dato que avala esta tesis es la baja participación del presidente en la campaña del candidato oficial Lenín Moreno. Prácticamente, sólo se los vio en la apertura de la campaña y anoche, al celebrar el triunfo del ex vicepresidente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario