El Mundo

La prensa de Turquía acusa al príncipe saudí

Medios turcos informan que el jefe del comando que asesinó al periodista se comunicó con el hombre fuerte del reino, Mohamed ben Salmán.

Martes 23 de Octubre de 2018

Turquía redobló sus denuncias contra Arabia Saudita por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consultado saudí de Estambul. La prensa turca acusó al príncipe heredero saudí Mohamed ben Salmán de estar detrás del crimen. Khashoggi, un periodista opositor al poder saudí, murió el 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudita en Estambul. A su vez, el partido del presidente Recep Tayyip Erdogan amplió su denuncia del crimen. Hoy, el presidente turco dará a conocer un informe sobre el caso. Erdogan, cuyo régimen no es precisamente un dechado de libertades, apuesta a debilitar al príncipe Salmán. Pero este no debe preocuparse solamente por Turquía: Occidente ha comenzado a abandonar al hombre fuerte de Riad.

Según el diario turco Yeni Safak, el jefe del comando saudí de 15 agentes enviados por el reino a Estambul para secuestrar y matar al periodista, estuvo directamente en contacto con la oficina del príncipe heredero. El jefe del comando es Maher Abdulaziz Mutreb, miembro de la guardia pretoriana del príncipe heredero o "MBS", sus siglas, y que puede ser observado en las imágenes de vigilancia al llegar al consulado y luego a la residencia del cónsul, el 2 de octubre, día de la desaparición de Khashoggi. Bajo el título "El cerco se cierra en torno al príncipe heredero", Yeni Safak afirma que el jefe del comando llamó "cuatro veces al director de la oficina del príncipe heredero, Bader Al Asaker" tras el asesinato de Khashoggi. "Al menos una de esas llamadas fue efectuada desde la oficina del cónsul" agrega el diario.

En el diario turco Hurriyet, un editorialista afín al gobierno, Abdulkadir Selvi, afirma a su vez que Khashoggi fue inmediatamente llevado a la oficina del cónsul, donde fue "estrangulado" por los agentes saudíes. "Todo duró entre 7 y 8 minutos", asegura. El cuerpo fue luego "cortado en 15 pedazos" por un médico forense integrante del comando, agrega Selvi, según el cual el cuerpo desmembrado fue sacado del consulado, y ahora se halla en un lugar desconocido de Estambul. "Si el príncipe heredero no rinde cuentas y no es sacado de su cargo, entonces no podremos cerrar esta caso", advierte el influyente columnista turco. Las confesiones de Riad sobre la muerte de Khashoggi, un opositor crítico de la monarquía saudí, no han convencido a nadie. Arabia aludió a un "error monumental" para explicar la muerte del periodista, causada por una "pelea" en el interior del consulado.

Riad anunció la destitución del número dos de los servicios de inteligencia, general Ahmed al Asiri, y de otros altos responsables. Además, 18 sospechosos saudíes han sido detenidos. Pero los analistas ven estas detenciones y destituciones como chivos expiatorios para mantener al margen al príncipe heredero, verdadero hombre fuerte del reino. "MBS" no fue informado del asesinato no autorizado por el poder, reiteró el domingo el ministro saudí de Exteriores, Adel al Jubeir. La prensa turca desmontó ayer esta poco creíble afirmación.

A la prensa turca se sumó una declaración oficial. "Estamos frente a una situación que fue salvajemente planificada y a un despliegue de esfuerzos consecuentes para disimular" el asesinato, declaró en conferencia de prensa Omer Celik, portavoz del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) del presidente Recep Tayyip Erdogan.

Estas declaraciones se producen en vísperas de las revelaciones que ha anunciado el propio presidente Erdogan para hoy, cuando denunciará toda la "cruda realidad" sobre el asesinato de Jamal Khashoggi en el consulado saudí.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario