El Mundo

La premier británica resiste la rebelión por el "Brexit"

Theresa May logró el apoyo de ministros clave para seguir adelante con los planes de salir de la UE. Aún enfrenta el riesgo de una moción de confianza

Sábado 17 de Noviembre de 2018

Pese a las críticas y dimisiones, la premier británica, Theresa May, insistió ayer en seguir adelante con el borrador de acuerdo alcanzado con Bruselas para salir de la Unión Europea ("Brexit") y recibió el apoyo de algunos de sus ministros. Muchos de los diputados del Partido Conservador de May votarán en contra del preacuerdo para el "Brexit", y lo mismo pretende hacer el partido norilandés DUP, del que depende May para gobernar. Tampoco los laboristas están a favor del texto acordado, pero parece que May intentará lograr el apoyo de algunos miembros de la oposición cuando el texto se someta a votación en diciembre.

   Algo de oxígeno dio ayer a la premier el apoyo que le manifestó su ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, con cuya posible dimisión habían especulado los medios. Su salida del gobierno habría sido un nuevo duro golpe para May, que el jueves recibió la dimisión de su ministro para el "Brexit", Dominic Raab, de la ministra de Trabajo, Esther McVey, y de varios secretarios de Estado. El ministro de Medio Ambiente aseguró ayer que May tenía "naturalmente" todo el apoyo de su gabinete. Gove es un firme defensor del "Brexit", al igual que el ministro de Comercio, Liam Fox, quien también mostró su total apoyo a la mandataria.

   Según algunos medios, May ofreció a Gove el puesto de ministro del "Brexit", pero éste lo rechazó porque no le permitió renegociarlo. El elegido fue finalmente Stephen Barclay, un diputado hasta ahora bastante desconocido que había sido secretario de Estado en el Ministerio de Sanidad.

El peligro no pasó

A pesar de que por ahora cesó la cascada de dimisiones, el peligro todavía no pasó para May. La jefa del Ejecutivo podría tener que enfrentarse a un voto de confianza dentro de su grupo parlamentario conservador. El influyente diputado Jacob Rees-Mogg envió una carta al comité del partido que convoca esas votaciones y una decena más de conservadores euroescépticos hicieron lo mismo. Para que se celebre la votación, el comité debe recibir 48 cartas. El ex secretario para el Brexit Steve Baker, del Partido Conservador, dijo que el partido está "muy cerca" de los 48 diputados necesarios, pero agregó que lo más probable es que se llegue a ese número la semana próxima.

   En caso de producirse ese voto, los euroescépticos necesitarían entonces el apoyo del 50% de los 315 diputados conservadores para retirar a May del liderazgo e iniciar un proceso de primarias, cuyo ganador asumiría la jefatura de gobierno. Si, por el contrario, la premier recibiera el respaldo de más de la mitad de su grupo, no podría iniciarse un nuevo reto contra su liderazgo en los próximos 12 meses. La UE celebrará una cumbre extraordinaria para abordar el preacuerdo el próximo 25 de noviembre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});