El Mundo

La policía francesa terminó con los terroristas en dos asaltos diferentes

Abatió a los hermanos que perpetraron la matanza en el semanario y a un cómplice que tomó rehenes en una tienda judía La mayor cantidad de víctimas se dio en un negocio de comida judía en París. 

Sábado 10 de Enero de 2015

La policía francesa lanzó una operación conjunta contra dos lugares en los que se atrincheraban, por un lado, dos terroristas islámicos que el miércoles asaltaron la redacción del semanario Charlie Hebdo matando a 12 personas, y por otro, uno de sus cómplices, quien mantenía retenidas a seis personas en un supermercado de comida judía en París. Los tres terroristas han muerto en ambas operaciones. Se trata de los dos hermanos Said y Cherif Kouachi y de su cómplice Amedia Coulibaly. En la segunda operación han fallecido cuatro rehenes, y quedaron otros cuatro heridos muy graves. También hubo dos policías heridos, pero de menos gravedad.

El primer asalto, sobre las cinco de la tarde de París, se hizo contra una imprenta en Dammartin-en-Goële, una zona industrial a 40 kilómetros al nordeste de París. Allí los dos hermanos Kouachi, autores materiales del asesinato de los caricaturistas de Charlie Hebdo y que llevaban 48 horas en fuga, habían tomado aparentemente un rehén. En realidad, el hombre se había escondido sin que los hermanos se dieran cuenta de su presencia. Más aún, desde su celular y con una valentía inusitada, el hombre envío mensajes de texto a la policía que resultaron vitales para decidir el modo y momento del asalto. Testigos escucharon entonces disparos y explosiones en la imprenta. Ambos hermanos habían asegurado "querer morir como mártires", según fuentes de la investigación, que también han confirmado que los agresores estaban en contacto telefónico con la policía.

Segundo asalto. En el segundo asalto, casi simultáneo, las fuerzas especiales francesas han entrado en el supermercado de comida judía o "kosher" de Porte de Vincennes, al este de París, donde el secuestrador Amedia Coulibaly, que ha resultado muerto, mantenía secuestradas a varias personas, una de ellas un bebé. El presidente François Hollande ha confirmado durante un discurso posterior a la nacion que en total hubo 19 rehenes en el supermercado, y que cuatro de ellos murieron. Según fuentes periodísticas, ya habían muerto bajo el fuego de Cuolibaly cuando este tomó el local, momento en que se escucharon numerosos balazos. Horas después, cuando se lanzó el asalto policial, se escucharon cuatro ráfagas de armas automáticas y gritos de "al suelo". La novia y compañera de armas de Coulibaly, Hayat Boumeddiene, de 26 años, huyó, al parecer confundida con un grupo de rehenes. Era buscada intensamente. En una entrevista que Coulibaly dio a la televisión francesa (ver página 27) dejó mal colgado el teléfono. Esto permitió a la policía escuchar sus movimientos y conversaciones con los rehenes. La policía decidió intervenir al escuchar rezar al terrorista, lo que les hizo suponer que se disponía a inmolarse violentamente.

De esta forma se cerró un ciclo de violencia y terror que se había iniciado el miércoles a las 11 de la mañana, cuando los hermanos Kouahci y un cómplice atacaron la sede de la revista Charlie Hebdo asesinado a 12 personas. Sumadas a los muertos de ayer, en total el episodio registró 20 muertes, número al que se llega si se agrega una policía asesinada el jueves por Coulibaly. Los tres "yihadistas" tenían fuertes vínculos con el islam radicalizado, e incluso Al Qaeda reivindicó el atentado. Todos eran ciudadanos franceses. Un posterior episodio de robo con toma de rehenes en la ciudad de Montpellierr no tenía connotaciones terroristas.

El violento episodio fue la mayor amenaza a la seguridad nacional que registra Francia en 50 años. Durante las horas de asedio, uno de los hermanos dijo a un canal de televisión que recibió financiamiento de un predicador de Al Qaeda en Yemen. "Yo, Cherif Kouachi, fui enviado por Al Qaeda en Yemen. Yo fui allí, y Anwar al Awlaki fue el que me dio financiamiento", sostuvo por teléfono.

Poco después de terminado el doble asalto, el presidente François Hollande habló al país y advirtió que el peligro no pasó para Francia. Esta nación es hogar de la mayor comunidad musulmana de la Unión Europea, con seis millones de personas. "Estos fanáticos no tienen nada que ver con la religión musulmana", aseguró Hollande. Los terroristas dijeron que actuaron para "vengar al profeta" Mahoma y que todo lo hicieron en nombre del islam. Hollande describió el violento ataque al supermercado de comida judía o "kosher" como un "acto antisemita".

Acto multipardiario. Francia planea una manifestación multipartidaria para mañan contra los ataques terroristas. Se espera la presencia de la canciller alemana, Angela Merkel; de los primeros ministros de Gran Bretaña, David Cameron, y de Italia, Matteo Renzi; además del jefe del gobierno español, Mariano Rajoy; junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. El presidente Barack Obama expresó el respaldo estadounidense. "Quiero que el pueblo de Francia sepa que Estados Unidos está con ustedes hoy y está con ustedes mañana".

Los terroristas tenían poco más de 30 años y ya se encontraban bajo vigilancia policial. Uno de ellos estuvo en prisión durante 18 meses por tratar de viajar a Irak hace una década para combatir en una célula islamista.Estados Unidos tenía a los hermanos Kouachi en la lista de los que tienen prohibido volar en aviones comerciales e ingresar al país. Los Kouachi figuran asimismo en una base de datos estadounidense con 1,2 millones de sospechosos. La cadena de televisión estadounidense ABC informó que los hermanos habían formado parte de las bases de datos por "años".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS