El Mundo

La polémica norma de control natal en China, cerca del fin

Pekín. —China podría estar más cerca de la supresión de la política que obliga a los padres a tener un solo hijo y, para 2015, las familias podrían estar autorizadas a tener dos hijos. Se trata de...

Jueves 01 de Noviembre de 2012

Pekín. — China podría estar más cerca de la supresión de la política que obliga a los padres a tener un solo hijo y, para 2015, las familias podrían estar autorizadas a tener dos hijos. Se trata de una atrevida propuesta de un grupo de expertos muy cercano al gobierno, la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo de China (FIDC), que se suma a las peticiones, dentro y fuera del país, cada vez más numerosas, de que el gobierno flexibilice la norma que impone a los padres el control de natalidad.

La polémica norma de un solo hijo ha causado en China un envejecimiento de la sociedad, con enormes desequilibrios entre sexos, Y ha forzado también miles de abortos ilegales y esterilizaciones forzosas. Aunque se conoce como política de un solo hijo, las reglas son más complicadas. El gobierno limita a la mayoría de las parejas urbanas a un hijo, pero permite dos a las familias rurales si el primogénito es una niña, entre otras excepciones. Además hay excepciones, como por ejemplo, para las familias muy pequeñas (en las que la norma se flexibiliza) o para aquellos padres que sean hijos únicos y que sí están autorizados a tener dos hijos.

Algunos demógrafos consideran que la propuesta de la FIDC es una medida audaz del organismo cercano al gobierno. Otros advierten que el cambio gradual, en caso de implementarse, aún sería insuficiente para ayudar a corregir los problemas que han creado los estrictos límites a la natalidad en China.

Xie Meng, un funcionario de la FIDC, dijo que la versión final del reporte será presentada "en una o dos semanas". La agencia estatal de noticias Xinhua reportó que la fundación recomienda una política de dos hijos en algunas provincias para este año y a nivel nacional para 2015. Propone que todos los límites para nacimientos sean eliminados para 2020, de acuerdo con Xinhua. "China ha pagado un enorme precio político y social por la política, puesto que ha resultado en un conflicto social, altos costos gubernamentales y ha llevado indirectamente a un desbalance de género a largo plazo en nacimientos", dijo Xinhua, citando el reporte. Pero se desconoce si los líderes chinos están dispuestos a adoptar las recomendaciones.

Crecimiento poblacional. Los responsables del diseño de esta política familiar afirman que, si cambia esta exigencia de un único hijo, la población pasaría de 1.300 millones de personas a 1.700 millones. Según reveló el periódico The Guardian, Cai Yong, profesora de sociología en la Universidad de Carolina del Norte, el informe de FIDC tiene un poder considerable, porque este grupo investigador trabaja codo a codo con el gobierno chino. Por tanto, el propio Ejecutivo estaría dispuesto a modificar la norma familiar. "Eso dice, al menos, que el cambio de política es inevitable", afirma Cai.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario