El Mundo

La Otán denuncia a Rusia por violar un tratado nuclear

La Alianza dijo que Moscú no respeta el acuerdo que prohíbe los misiles de alcance intermedio.

Sábado 06 de Julio de 2019

El secretario general de la Otán, Jens Stoltenberg, aseguró no ver intenciones en Rusia de respetar el tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF, por sus siglas en inglés), tras una reunión de alto nivel entre la Alianza Atlántica y enviados de Moscú. EEUU ha denunciado el INF y asegura que Rusia ha desplegado un misil de crucero que viola la distancia que establece el INF, firmado en 1987 y que fuera un paso clave en la distensión entre la ex URSS y la Otán.

   “No hemos visto ninguna señal de la voluntad de Rusia de volver a cumplir con el tratado INF”, dijo Stoltenberg en rueda de prensa en Bruselas al término de una reunión del Consejo OTAN-Rusia. El jefe de la Alianza reiteró que la “continua violación por parte de Rusia” es la única causa de la amenaza que pesa sobre el tratado. “La única manera de salvar el tratado es que Rusia vuelva a cumplirlo”, abundó. El presidente ruso, Vladimir Putin, ratificó el miércoles la suspensión por Rusia de su participación en el tratado firmado en 1986, en plena Guerra Fría con Estados Unidos, que fue el primero en denunciar el acuerdo en febrero pasado.

   La suspensión implica que Rusia deja de someterse a este texto firmado en 1987 por Estados Unidos y la entonces Unión Soviética, y que les prohíbe el desarrollo de misiles terrestres de un alcance de 500 a cinco mil 500 kilómetros. En enero pasado, Rusia presentó oficialmente y con mucho despliegue de medios al misil crucero CCS-8 y aseguró que esa arma no llega a los 500 km de alcance. Para EEUU y el resto de la Otán, esa afirmación es falaz y Rusia no ha demostrado su afirmación mediante un lanzamiento con veedores. En enero, ante periodistas reunidos en un cuartel a 50 km de Moscú, altos mandos de Rusia presntaron el misil y lo describieron en detalle, que en la nomenclatura rusa se designa 9M729, insistiendo en que tiene un alcance máximo de “480 km” y por lo tanto respeta el tratado INF. No presentaron ninguna evidencia técnica sobre esa afirmación. “La distancia del misil fue confirmada durante ejercicios estratégicos” en 2017, sostuvo el general Mijail Matveievski, al agregar que esta representación era la prueba de “transparencia voluntaria” de Rusia. Pero durante esas pruebas no hubo oficiales veedores occidentales, como prescribe el INF y otros tratados similares.

   El tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF) fue denunciado por el presidente estadunidense Donald Trump el 1 de febrero, y al día siguiente por Moscú. Washington se retirará definitivamente del acuerdo el 2 de agosto si Rusia no destruye antes el CCS-8. La Otán ayer respaldó esa posición. “Los intentos de culpar a Rusia por la ruptura del INF son injustificados”, respondió en un comunicado la misión de Rusia ante la OTAN, pidiendo “moderación”. Rusia “no tiene intenciones de desplegar misiles en Europa y otras regiones” a menos que Estados Unidos instale los suyos, agregó. Esta afirmación sin embargo es falsa: Rusia ha desplegado misiles nucleares de corto alcance en su enclave de Konisberg

   En 1987, la firma del INF puso fin a la crisis de los euromisiles provocada por el despliegue de los SS-20 soviéticos. Su suspensión preanuncia una nueva carrera armamentística nuclear entre Moscú y Washington.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario