El Mundo

La oposición venezolana se declaró amplia vencedora de las elecciones parlamentarias

Según la Mesa de Unidad Democrática (MUD) había obtenido 113 de los 167 escaños. El gobierno postergó dos horas el cierre de mesas y no entregaba datos, pese a ser votación electrónica. 

Lunes 07 de Diciembre de 2015

La oposición venezolana se declaró vencedora por amplio margen de las elecciones parlamentarias, ante un fuerte retraso en proveer los resultados por parte del gobierno chavista. Este mantuvo abiertas por dos horas las mesas electorales más allá del horario previsto, con el argumento de que había gente que aún debía votar. La oposición denunció que esta maniobra solo era “un esfuerzo desesperado para buscar los votos que el pueblo no le dio, echando mano de la coacción”. Numerosos dirigentes de la oposición proclamaron entonces que la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) había ganado las elecciones, que eran para renovar la totalidad de los 167 escaños de la Asamblea Nacional. Varios de ellos aseguraban en Twitter que tenían 113 escaños, es decir, dos tercios del total. Recurrían a figuras elípticas y metáforas, por las prohibiciones legales. El hecho es que cuando ya eran más de las 23.30 en Caracas, no había un solo dato oficial, pese a que las votaciones en Venezuela son por sistema electrónico.

En el régimen venezolano están totalmente prohibidos los bocas de urna y modalidades similares de información. Esto deja el monopolio de la información pública sobre los resultados electorales al Estado, dominado por el chavismo. Ante este panorama, anoche en las redes sociales los principales referentes de la MUD comenzaron a proclamar la victoria. “Esta contienda ha tenido final feliz. Depende del gobierno que entienda su rol, que entienda que el pueblo habló muy claro”, anunció -pasadas las 23.30 en Argentina- Freddy Guevara, vocero de la MUD. Las elecciones debían cerrar en principio a las 18, hora de Venezuela, 19.30 de Argentina. Pero las autoridades electorales postergaron dos veces el cierre de las mesas, y posteriormente se encerraron en un espeso silencio. Como en Venezuela el sistema electoral es totalmente electrónico, la tardanza no tenía explicaciones.

Proclamaciones.A pesar de afirmaciones del líder opositor Henrique Capriles, de Lilian Tintori, esposa del detenido dirigente Leopoldo López, y de otros líderes, como el secretario general de la MUD, Jesús Torrealba, anoche el Consejo Nacional Electoral (CNE), el organismo electoral del Estado, no difundía datos. Capriles aludió a 113 escaños, al igual que muchos otros dirigentes opositores. Previamente, había hablado a través de Periscope en tono triunral. Ante la demora inexplicable, la MUD emplazó al CNE a dar a conocer los resultados “que nosotros ya sabemos”, advirtió Freddy Guevara, vocero de la MUD. Una hora antes, y en una situación llamativa, la cúpula de las FFAA salió por televisión con un mensaje de tranquilidad y plena normalidad. Pero la presencia de uniformados de fajina ante las cámaras de televisión como únicos voceros del Estado a esa hora causó inquietud. Algunos lo leyeron como un mensaje de advertencia al gobierno del presidente Nicolás Maduro de las FFAA.

“Remolque”. El mecanismo denunciado ayer por la MUD consiste en ubicar, al final de la jornada electoral, a la gente que no fue a votar y que depende del Estado. Se la va entonces a buscar y se la conmina a votar por el oficialismo. Esto sería habitual en las elecciones que ganó el chavismo. “Pero anoche no lograron «remolcar» gente suficiente”, comentó un opositor, porque “la diferencia era muy grande como para superarla”.

La MUD decía que obtenía al menos mayoría simple en la nueva Asamblea Nacional, es decir por lo menos 84 sobre 167 bancas, que ayer se ponían todas en juego. Los venezolanos votaron en unas trascendentales elecciones en las que la oposición buscaba tomar el control parlamentario, por primera vez en 16 años de gobierno chavista, ante el malestar popular por la crisis económica y la inseguridad.

Por esto las legislativas tenían tintes de plebiscito para el gobierno de Nicolás Maduro. La MUD figuró siempre en las encuestas como favorita, para lograr al menos la mayoría simple en el nuevo parlamento que se instalará el 5 de enero.

La jornada, que había transcurrido en calma, se tensó cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) extendió por una hora, hasta las 19 hora local el cierre de los centros de votación, y que permanecieran abiertos los que tenían votantes en fila. Luego se extendió otra hora, hasta las 20. La MUD denunció la medida como violatoria de la ley, señalando que buscaba coaccionar a chavistas desencantados con el gobierno y que decidieron no ir votar. Es el mecanismo consistente en identificar a quienes no votaron e ir a buscarlos. En general se presiona a gente que depende del Estado, que son muchos millones en Venezuela. Con este mecanismo extorsivo se cree que Maduro venció a Capriles por 1,5% de votos en abril de 2013. En los sondeos previos, Maduro parecía condenado a una derrota segura. Pero desde entonces la situación económica ha empeorado enormemente, lo que habría dejado al chavismo sin margen de maniobra, aún recurriendo a malas artes como las descriptas. En otro momento de crispación, el CNE revocó ayer la credencial de observador del ex presidente boliviano Jorge Quiroga, tras lo cual el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, pidió su expulsión y la de otros ex gobernantes latinoamericanos invitados por la MUD.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS