El Mundo

La ONU condenó la política represiva del presidente Daniel Ortega

En Brasilia, la protesta se fusionó con un acto del candidato del PT, pero el movimiento

Domingo 30 de Septiembre de 2018

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU (OACNUDH), criticó la criminalización de las protestas opositoras en Nicaragua, advirtiendo que el gobierno de izquierda de Daniel Ortega "viola normas básicas de la responsabilidad penal".

   "OACNUDH advierte que considerar responsables o exigir cuentas a organizadores y participantes en las reuniones por el comportamiento ilícito de otros, viola normas básicas de la responsabilidad penal y los estándares sobre derecho a la libertad de reunión pacífica", dijo la entidad de la Organización de las Naciones Unidas a través de un tuit.

   La OACNUDH respondió así al anuncio hecho este viernes por el gobierno de Daniel Ortega que declaró "ilegales" las protestas opositoras y que además advierte que responsabilizará de cualquier incidente de violencia en las marchas a quienes convoquen a manifestarse.

   "Las declaraciones difundidas ayer por la Policía Nacional generan además un efecto inhibidor en las personas que quieren libremente ejercer sus derechos a reunirse, manifestarse y expresarse", dijo el organismo a través de otro tuit.

   En un comunicado la policía anunció el viernes que responsabilizaría "a organismos y personas que han convocado y convocan a concentraciones y manifestaciones públicas ilegales y nada pacíficas, de cualquier amenaza, daño, o riesgo a la vida" y dijo que "deberán responder ante la justicia".

   El texto atribuye además a los opositores una serie de supuestos delitos cometidos en marchas recientes, incluyendo la responsabilidad por los manifestantes heridos y fallecidos.

   El anuncio oficial fue rechazado por activistas de derechos humanos en Nicaragua y por la Articulación de Movimientos Sociales que encabeza desde abril las protestas antigubernamentales, que lo interpretó como "una nueva escalada represiva del régimen" que busca "desmovilizar a la ciudadanía" que hace uso de su derecho constitucional "de la protesta pacífica".

   A través de un tuit la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la OEA, dijo recibir con "preocupación" el contenido de la nota de prensa de la Policía de Nicaragua, por ser "contrario a los estándares interamericanos e inhibe el ejercicio de derechos inherentes a una sociedad democrática".

   La oposición convocó para este sábado a una nueva marcha contra el Gobierno en la capital, bajo el lema "Nicaragua en rebeldía. No tenemos presidente". Mientras, los medios oficialistas anunciaron una contramarcha en apoyo al presidente Daniel Ortega.

   Nicaragua vive desde abril la peor crisis política de las últimas décadas, que se inició con una protesta popular contra un ajuste del sistema previsional impuesto por Ortega.La protesta pronto se generalizó y la consecuente represión, legal y paramilitar, del gobierno ha dejado ya 481 muertos, según el recuento de organismos de derechos humanos independientes.

   El gobierno considera a los manifestantes "terroristas" que quieren derrocar al Ejecutivo y reconoce 198 muertes.

    En tanto, ayer la policía disolvió con detonaciones una manifestación que pretendía recorrer la zona oriental de la capital, horas después de que anunciara la ilegalidad de las protestas contra el gobierno y amenazara con enjuiciar a quienes las convoquen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario