El Mundo

La muerte de Bin Laden dispara los índices de popularidad de Obama

Washington.— Tras la muerte del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, el nivel de aprobación del presidente Barack Obama subió al 60%, su máxima expresión por el trabajo que realizó en más de dos años.

Jueves 12 de Mayo de 2011

Washington.— Tras la muerte del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, el nivel de aprobación del presidente Barack Obama subió al 60%, su máxima expresión por el trabajo que realizó en más de dos años. Asimismo, la mitad de los encuestados ahora dice que merece ser reelegido, según muestra una nueva encuesta realizada por Associated Press/GfK. Otro sondeo de Reuters/Ipsos confirma que el mandatario tiene una amplia ventaja sobre potenciales rivales republicanos para las elecciones presidenciales de 2012.
  El estudio de Associated Press arrojó que una mayoría bastante cómoda de público ahora considera a Obama un líder fuerte que puede mantener a salvo a EEUU. Casi tres de cada cuatro entrevistados (el 73%) también señalan que tienen confianza en que el presidente puede manejar de manera efectiva las amenazas del terrorismo. Además, mejoró su posición con respecto a Afganistán, a Irak y la relación de EEUU con otros países.
  En lo que parecen ser señales preocupantes para los republicanos, la imagen del mandatario no sólo mejoró en política exterior sino también en la economía, y los votantes independientes estadounidenses —un bloque crucial para las elecciones de noviembre de 2012— provocaron un incremento de apoyo a la gestión de Obama, después de que su imagen se había deteriorado en los últimos dos años.
  Pese a la raquítica recuperación económica luego de la gran recesión, el 52% de los estadounidenses entrevistados ahora aprueban el trabajo de Obama en torno a la economía y le dieron su mejor calificación sobre el tema desde los primeros días de su presidencia.
  Otro 52% también aprueba la manera en que Obama está manejando la tasa de desempleo, que se mantiene alta en más del 9%.
  Las impresiones sobre el panorama fiscal del país mejoraron luego del informe positivo de empleos del viernes pasado, el cual demostró que las empresas estadounidenses están contratando masivamente a trabajadores. Ahora cada vez más personas insisten en que la economía mejoró en el último mes y comienzan a pensar que esto continuará mejorando durante el año próximo.

Diferencias económicas. Por su parte, el sondeo de Reuters/Ipsos da otra visión sobre este tema. Según la encuesta, Obama no consiguió ascender en el frente económico, el tema que seguramente determinará si gana o no la reelección. Sólo el 34% de los encuestados expresó que aprobaba su manejo de la economía, una cifra vinculada directamente a un aumento de los precios de la nafta.
  Este es el nivel más bajo de aprobación del presidente sobre el manejo de la economía mostrado en una encuesta de Ipsos desde que asumió el cargo en enero de 2009.
  Por otro lado, el estudio afirmó que el 45% de los consultados dijo creer que Obama va a ganar la reelección, lo que refleja una mejora de 10 puntos porcentuales sobre una encuesta similar realizada antes de los comicios legislativos de noviembre.
  Los posibles rivales republicanos del mandatario hasta ahora no han generado mucho entusiasmo y varios de ellos están esperando para lanzar su candidatura.
  
Sin competencia. Obama, que hizo historia al convertirse en el primer presidente afroamericano de EEUU en 2008, aventaja a todos los posibles candidatos republicanos a la presidencia por dos dígitos, según el sondeo de Reuters/Ipsos.
  El presidente supera el 50% de los votos cuando se lo compara con sus rivales más cercanos, el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee y el ex de Massachusetts Mitt Romney. Obama obtuvo el 51% de apoyos contra el 39% para Huckabee y el 51% contra el 38% para Romney.
  Aunque falta un largo trecho para las elecciones de 2012, algunos votantes ya están decididos. “Me alegró lo de Bin Laden. Levanté mis puños al aire. Para mí fue en cierta manera un momento catártico para EEUU”, afirmó Brenda Veckov, de 42 años. “El presidente tomó las decisiones correctas en ese caso y pienso volver a votar por él”, agregó.

Amenaza: “Lo que afrontarán será más intenso y dañino”

Dubai.— El jefe de la rama de Al Qaeda en Yemen prometió continuar luchando tras la muerte de Osama Bin Laden, asegurando que “lo que está por venir es más grande y peor”, en un comunicado publicado ayer en Internet.
  “Tendrán que combatir a una generación tras otra, hasta que vuestra vida esté arruinada, vuestros días se vean alterados y afronten la desgracia. La lucha entre ustedes y nosotros no sólo estuvo liderada por Osama”, dijo Nasser Al Wuhayshi, dirigiéndose a los enemigos de Al Qaeda.
  “Lo que está por llegar es más grande y peor, y lo que afrontarán será más intenso y dañino”, agregó el líder de Al Qaeda en la Península Arábiga (Aqap), en una alabanza a Bin Laden colgada en la web islamista As Ansar.
  Aqap es considerado uno de los brazos más agresivos de Al Qaeda en la región. Ha protagonizado varios ataques frustrados contra objetivos estadounidenses y sauditas, usando tácticas novedosas.
  
Ayudante personal. Naser Al Wuhayshi fue ayudante personal de Bin Laden en Afganistán en los años 90 y ha seguido la ideología y las tácticas operativas de su líder. “Díganle a los americanos que los rescoldos de la Yihad están más vivos y encendidos que cuando el jeque vivía”, amenazó desde el comunicado.
  Los especialistas en terrorismo aseguran que Aqap puede intentar llevar a cabo actos de venganza. El grupo se ha atribuido la responsabilidad de un intento fallido en 2009 de volar un avión con destino a Detroit. También se lo culpó por las bombas colocadas en un avión de carga que se dirigía a EEUU en 2010.
  El empobrecido Yemen se ha visto sacudido por casi tres meses de protestas contra los 32 años en el poder del presidente Alí Abdulah Saleh.
  Washington y los países del Golfo, entre ellos Arabia Saudita —vecina de Yemen y objetivo de Aqap— están dispuestos a negociar un acuerdo de cambio de poder para impedir que el país colapse, un escenario que podría dejar a Aqap más espacio para operar.

Diario terrorista

Los comandos que mataron a Osama Bin Laden confiscaron un diario manuscrito que llevaba el jefe terrorista con ideas y detalles de operaciones, dijeron funcionarios estadounidenses. El diario es parte de una cantidad de elementos incautados, entre ellos un centenar de memorias portátiles y cinco computadoras.

El poder ilimitado de los militares paquistaníes

Islamabad.— El ataque estadounidense que mató a Osama Bin Laden dio al gobierno de Pakistán una rara oportunidad de despojar a los militares de parte de su poder, aprovechando la indignación causada por su aparente fallo en detectar la presencia del líder de Al Qaeda y evitar una invasión extranjera.
  En lugar de ello, el partido gobernante defendió al ejército y le permitió investigar sus fallas de inteligencia, minando la noción de que los líderes paquistaníes puedan ejercer algún día su plena autoridad en un país propenso a los golpes militares.
  La timidez de las autoridades civiles no es un buen augurio para las esperanzas de Estados Unidos y Pakistán de que el país musulmán, poseedor de un arsenal nuclear, evolucione hacia una democracia estable.

“La mayor amenaza”. “El desequilibrio civil-militar es la mayor amenaza para la democracia paquistaní. Es además el tema más espinoso para los políticos civiles”, dijo el comentarista paquistaní Cyril Almeida.
  No es fácil que el gobernante Partido Popular de Pakistán se enfrente al ejército, pese a haber sido humillado por el ataque estadounidense.
  La incursión de los comandos Seal perpetrada en el complejo de Abbottabad mató a Bin Laden y por lo menos a otras cuatro personas, una gran victoria norteamericana contra Al Qaeda. Los militares paquistaníes dijeron que no fueron avisados de antemano, lo que decepcionó a muchos ciudadanos, hasta el punto de pedir la renuncia de los mandos del ejército y los servicios de espionaje.
  La indignación popular fue inusitada en un país donde mucha gente teme a las fuerzas de seguridad y donde el gobierno civil es muy impopular.
  Por el momento, el gobierno está centrado en completar sus cinco años de mandato. Ello sería un logro histórico para un gobierno salido de las urnas en los 63 años de independencia. No obstante, al parecer, los civiles no se atreven a desafiar a los generales.

“Siguen confundidos”. “(El primer ministro Yousuf Raza) Gilani no usó esta oportunidad para crear una comisión o lograr la transformación que este país necesita desesperadamente”, dijo el columnista paquistaní Mosharraf Zaidi. “Por esto creo que los paquistaníes, en general, siguen confundidos y siguen pidiendo respuestas en lugar de retórica”, agregó.
  Lo más frustrante para muchos paquistaníes es ver la situación de un ejército que parecía poderoso en medio de tanta carencia, avasallado por Estados Unidos. Sin embargo, esa compasión es extendible a los políticos salidos de las urnas. “El hombre común está realmente enfadado. Ellos han perdido la fe”, dijo Khawaja Asif, un dirigente de la oposición. “No se pueden imaginar lo tristes que están”, enfatizó. l

Moscú justificó el operativo

Moscú y Washington no suelen coincidir al momento de tomar grandes decisiones sobre el plano internacional. En temas como la intervención en la Libia de Muammar Kaddafi, han defendido ideas divergentes y esas distancias muchas veces se trasladan a las votaciones del Consejo de Seguridad de la ONU donde ambos son miembros permanentes. La muerte de Osama Bin Laden, no obstante, los encontró unidos contra el terrorismo.
  En momentos en que la decisión de asaltar la residencia del líder de Al Qaeda es cuestionada, el canciller ruso, Serguei Lavrov, defendió la actuación de los Estados Unidos y destacó su legalidad.

Aval de la ONU. En su derecho. Según el ministro ruso, ese país estaba en todo su derecho a mandar el comando de los Navy Seal sin dar aviso a las autoridades de Islamabad. Explicó que tras el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, el máximo órgano de seguridad de la ONU lo “autorizó a actuar en defensa propia sin ningún tipo de limitación”, dijo Lavrov al diario Moskovskie Novosti. “Repito que quienes concretaron la operación (para matar a Bin Laden) contaban con una base legal para ello”, enfatizó.
  Pakistán no estaba informado de que se planeaba enviar al comando que mató al líder terrorista y, por lo tanto, no autorizó la operación, lo que ha dado lugar a críticas de responsables paquistaníes.

 

Permiso a EEUU

Pakistán cedió en la disputa por el acceso de investigadores de EEUU a las viudas de Bin Laden y permitirá que estos las interroguen. “No tenemos objeciones a compartir datos con ellos”, dijo el ministro del Interior, Rehman Malik. Sobre si se evaluó negar el permiso, añadió: “¿Por qué hacerlo? Luchamos como socios en una guerra”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario