El Mundo

La milicia Isis se apropia de casi toda la frontera occidental de Irak

Durante el fin de semana sus hombres tomaron tres puestos fronterizos y cuatro ciudades. Jordania puso en alerta su ejército. Los yihadistas vinculados a Al Qaeda mantienen la iniciativa.

Lunes 23 de Junio de 2014

Los yihadistas del Estado Islámico de Irak y Siria (Isis, en inglés) expandieron sus posiciones en en el oeste iraquí. Los milicianos sunitas tomaron tres puestos en la frontera con Siria y Jordania y cuatro ciudades cercanas durante el fin de semana, generando alarma en la región. Jordania puso en alerta a sus fuerzas armadas, mientras en Irak el gobierno del premier shiíta Nuri Al Maliki no logra articular una ofensiva eficaz contra el Isis. Este tomó a Maliki por sorpresa el martes pasado, cuando capturó la ciudad de Mosul, la segunda de Irak con 1,6 millón de habitantes, y luego se expandió en forma imparable, llegando incluso a amenazar Bagdad. Solo en Mosul, la presencia del Isis causó la fuga de más de 500 mil civiles, que hoy se refugian en campos improvisados en la zona kurda.

Este fin de semana los combatientes del Isis entraron en Rutba, en la frontera con Jordania, después de que las tropas del gobierno abandonaran sus puestos, informó la televisión independiente Al Sumaria TV. "Elementos terroristas del Isis se desplegaron dentro de Rutba, cerca del ayuntamiento local, el tribunal, la dirección de la policía y de otras fuerzas de seguridad", señaló. Testigos contaron que conquistaron gran parte de la ciudad de Haditha, a 260 kilómetros al oeste de Bagdad. En la región se encuentra también una represa sobre el río Eúfrates con una central hidroeléctrica de importancia estratégica. El gobierno reforzó su presencia militar en la represa.

Múltiples conquistas.En la provincia de Al Anbar, los extremistas tomaron el control de tres localidades: Ana, Rawa y el puesto fronterizo de Al Qaim, a orillas del Eúfrates. Medios iraquíes informaron además de la llegada de combatientes a otro puesto fronterizo más al sur, entre Irak y Siria, cerca de Al Walid. Según el portal Sumaria News, gran parte de las tropas del gobierno iraquí se retiraron de Al Walid. El diario británico The Guardian asegura que los yihadistas tomaron "tres cruces fronterizos con Siria y Jordania y cuatro pueblos cercanos durante el fin de semana". De esta forma el Isis gana control sobre la mayor parte del oeste de Irak y de su frontera con Siria. El Isis suma estas ganancias a una franja de territorio de 300 km que ya controlaba sobre el río Eúfrates, desde Mosul a Tikrit, la ciudad natal de Saddam Hussein. Este dominio le da al grupo una plataforma de lanzamiento sobre sitios estratégicos, incluyendo la represa de Haditha. No hubo en Bagdad confirmación ni negación oficial de estos avances del Isis.

Jordania movilizó sus fuerzas militares a lo largo de su frontera con Irak, en medio de los avances de los yihadistas. Fuentes militares jordanas dijeron que el reino trasladó "decenas" de unidades militares a la zona fronteriza con Siria. Este movimiento tuvo lugar luego de que llegaron informes sobre que las fuerzas iraquíes se retiraron del puesto de Turaibil, dejando el mayor cruce en el oeste de Irak bajo control de los milicianos. Esto implica que los insurgentes controlan una franja completa de territorio de 300 kilómetros, desde su bastión en Faluya —ciudad clave de la provincia de Al Anbar— hasta la frontera jordana.

El grupo conquistó Mosul, la segunda ciudad de Irak, en una operación relámpago el martes pasado, y desde entonces lanzó un avance hacia Bagdad. El gobierno iraquí asegura que ha conseguido recuperar algunos lugares, y de hecho los milicianos no habrían continuado su avance hacia el sur, pero ahora se expanden en el oeste sin freno alguno. En el norte, los milicianos kurdos o "peshmergas", los detuvieron con firmeza desde el mismo martes. Los kurdos mantienen un autogobierno bastante ordenado desde la invasión de EEUU, a la que dieron la bienvenida.

Reacción iraní. El presidente iraní, Hasan Rohani, lanzó una advertencia a los "países que apoyan a los terroristas con sus petrodólares", en una clara indirecta a Arabia Saudita y Qatar. Por su parte, el guía supremo iraní, ayatolá Alí Jamenei, dijo estar "totalmente en contra" de una intervención extranjera en Irak y denunció la presunta voluntad de Estados Unidos de "sacar provecho de elementos fanáticos ignorantes". Pero hasta ahora EEUU se muestra muy renuente a intervenir en forma directa en Irak, donde estuvo empantanado durante casi una década desde la invasión de 2003.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario