El Mundo

La justicia electoral de Brasil impugnó la candidatura de Lula da Silva a la presidencia

Al cierre de esta edición el tribunal de siete miembros alcanzó un indescontable resultado: cuatro en contra y sólo uno a favor del ex presidente.

Sábado 01 de Septiembre de 2018

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil se disponía a anular la candidatura presidencial para las elecciones de octubre del encarcelado ex mandatario Lula da Silva. El TSE, integrado por siete magistrados, llegó a un resultado irreversible cuando al cierre de esta edición alcanzó los cuatro votos contrarios contra sólo uno a favor del ex presidente. Se trataba de saber si el ex mandatario (2003-2010), de 72 años, podía mantener su condición de candidato del Partido de los Trabajadores (PT) en los comicios del 7 de octubre (con una eventual segunda vuelta el 28) pese a estar condenado en segunda instancia a 12 años de prisión efectiva por actos de corrupción.

Los pedidos de impugnación se basan en la ley de "Ficha Limpia", que impide a un condenado en segunda instancia presentarse a cargos electorales. "La candidatura colisiona con la ley de inelegibilidad", argumentó la fiscal general, Raquel Dodge. En igual sentido se pronunciaron anoche cuatro jueces del TSE, desechando entrar en el análisis de la validez o no de la condena penal en su contra, como hizo el juez con el único voto a favor de Lula.

El juez Luis Roberto Barroso, instructor del TSE de Brasil, fue el primero en votar en la sesión extraordinaria sobre la validez de la postulación de Lula y pidió que ésta sea negada por su condición de condenado a prisión y con pena confirmada en segunda instancia. "Voto por la procedencia de las impugnaciones" y en consecuencia "niego el registro de la candidatura del señor Luiz Inácio Lula da Silva", declaró el juez Barroso. También, según las normas electorales, propuso un plazo de diez días al PT para que reemplace a Lula como candidato presidencial, lo cual puede encumbrar a esa posición al ex alcalde de San Pablo Fernando Haddad, compañero de fórmula del ex mandatario.

Después de Barroso votó el juez Edson Fachin, quien se pronunció a favor de que se autorice la candidatura de Lula da Silva, bajo el argumento de que tiene el apoyo del Comité de Derechos Humanos de la ONU. "Debido a la medida provisional del Comité de Derechos Humanos, Lula tiene derecho a paralizar la decisión que niega el registro de su candidatura", dijo Fachin. "En vista de esto, se impone, en carácter provisional, reconocer el derecho de Lula, aún estando preso, a presentarse a las elecciones presidenciales de 2018", afirmó. Pero posteriormente el juez Jorge Mussi se inclinó a favor de la exclusión y minutos más tarde se sumó el voto en igual sentido del juez Og Fernandes, y acto seguido de Admar Gongaza, quedando así el resultado en un cuatro a uno irreversible. Tanto Fernandes como Mussi invocaron la ley de "Ficha limpia" y dijeron que no correspondía al tribunal electoral enjuiciar la condena penal de segundo grado contra Lula, que lo inhabilita según esa ley, como había hecho Fachin. Luego del decisivo voto de Gongaza, hablaba Tarcisio Vieira antes de emitir su voto.

Lula , de 72 años y jefe de Estado de 2003 a 2010, purga desde abril en Curitiba una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción y lavado de dinero. Fue declarado culpable en julio de 2017 de beneficiarse con un departamento de tres pisos en un balneario paulista, ofrecido por una constructora para obtener a cambio y por su mediación contratos con la petrolera estatal Petrobras. La condena fue ratificada y ampliada en enero de este año por una corte de apelación.

El ex líder sindical e ícono de la izquierda, niega todos los cargos y acusa a las "élites de derecha" de impulsar un juicio político para impedir su regreso al poder. La salida de Lula de la carrera presidencial va a aumentar la incertidumbre en tiempos convulsos en Brasil debido a la crisis institucional por los escándalos de "Lava Jato".

La defensa de Lula hizo hincapié en el pedido hecho este mes por el Comité de Derechos Humanos de la ONU, para que Brasil "tome todas las medidas necesarias para asegurar que Lula pueda ejercer mientras esté en prisión sus derechos políticos como candidato en la elección presidencial de 2018". Pero la fiscal Dodge recordó que el pacto de adhesión a esa Comisión "no fue promulgado por Brasil y, por ende, no es una ley doméstica". La cuestión de la liberación eventual de Lula corre por otros canales. Además, el ex presidente aún enfrenta otros cinco procesos penales.

Los abogados de Lula enviaron al TSE sus alegatos finales, de unas 200 páginas, el jueves a las 23, una hora antes del plazo legal. El PT denunció la celeridad de la inclusión de la corte para tratar el tema. "El TSE comete otra violencia judicial contra Lula y el pueblo que quiere elegirlo presidente", afirmó la organización en un comunicado.

Cualquiera sea la decisión, la parte perdedora podrá presentar recursos formales ante el propio tribunal electoral o cuestionamientos sobre el carácter constitucional del fallo, ante la Corte Suprema, explicó el magistrado Henrique Neves, un ex miembro del TSE. En caso de invalidación, el TSE debe decidir también si su fallo entra en vigor en espera del resultado de los recursos.

Lula goza de una intención de voto que no para de crecer, acentuando aún más las incógnitas sobre estos comicios, los más inciertos de las últimas décadas. Una encuesta de Datafolha le atribuyó la semana pasada 39 por ciento, 20 puntos más que el derechista Jair Bolsonaro, su más inmediato seguidor. Pero es mucho menos claro cuando se pregunta por cómo será la elección sin Lula, algo que anoche se confirmó en el TSE. Haddad no goza ni de cerca de la popularidad de Lula, por más que este lo endose desde la cárcel.

La sesión del TSE generó una pulseada en Twitter. "Participe del tuitazo con el hashtag #LulaNasUrnasTSE", exhortóel PT. Respondió el hashtag #LulaInelegivel (Lula inelegible) que alcanzó el segundo lugar entre lo más tuiteado en Brasil.

La ley de Ficha Limpia impide a un condenado en segunda instancia presentarse a cargos electorales

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario