El Mundo

La Justicia alemana mantuvo en prisión al catalán Puigdemont

El ex presidente seguirá detenido hasta que se decida sobre el pedido de extradición. Pueden pasar hasta 90 días para llegar a esa instancia

Martes 27 de Marzo de 2018

El ex presidente catalán Carles Puigdemont permanecerá detenido en Alemania hasta que se decida sobre su extradición a España, que lo busca por el delito de rebelión, entre otros varios. Así lo informó el tribunal de Kiel luego de interrogar al líder separatista catalán, detenido el domingo al ingresar a Alemania desde Dinamarca.

El líder independentista permanecerá en prición mientras se tramita la orden de detención europea emitida por España, precisó ayer el tribunal de Schleswig-Holstein, el Estado federado alemán en el que la fuga de más de cinco meses de Puigdemont terminó al ser detenido por la policía, en base a informes de los servicios de inteligencia de España. En España se le imputan delitos de rebelión y malversación de fondos. A partir de ahora comienza el plazo máximo de 60 días, prorrogable por otros 30, para tramitar la "euroorden" emitida por la Justicia ibérica. La detención mientras se analiza el pedido de extradición es inapelable.

Ayer, Puigdemont compareció ante un tribunal de Neumunster, para una audiencia en la que debatió y resolvió si debía permanecer en prisión mientras se analiza el pedido de España. Ahora el proceso pasa al tribunal regional de Kiel, que deberá decidir sobre el fondo del asunto, mientras el catalán tema.

La Justicia española había renovado el viernes los cargos contra Puigdemont y otros 12 separatistas y emitió seis órdenes de detención europeas. Estos sorprendió a Puigdemont fuera de su refugio en Bélgica, donde se le inició un proceso pero gozaba de libertad plena. Precisamente había aprovechado esta libertad para viajar a Finalndia. Fue capturado a su retorno, donde debió cruzar por Suecia y luego por Dinamarca, antes de ingresar en Alemania. Este fue el país elegido por España para pedir el arresto. La legislación alemana tiene una figura muy similar ala de "rebelión" y con penas muy graves.

Puigdemont hubó a Bélgica el 29 de octubre del año pasado, tras la fallida declaración de independencia de Cataluña el 27 de octubre. El abogado de Puigdemont en España, Jaume Alonso Cuevillas, admitió ayer que la situación era delicada. "Soy prudente y pienso que existen muchos elementos para ser optimista, pero tenemos que ser prudentes porque nos enfrentamos a una situación muy delicada", afirmó Cuevillas. "Es muy posible que no le dejen salir de Alemania", pronosticó.

El gobierno alemán subrayó que se trataba de un procedimiento normal en la Unión Europea. "Está en manos de tribunales competentes", dijo el portavoz de Angela Merkel, Steffen Seibert.

La Justicia alemana debe decidir ahora si los delitos por los que Puigdemont está imputado en España existen en el derecho alemán, algo que los juristas de España dan por hecho. Como España, Alemania castiga con severidad el delito de rebelión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario