El Mundo

La huelga de hambre se extiende entre los disidentes en Cuba

Cuatro presos políticos cubanos y un activista de oposición iniciaron huelgas de hambre en protesta por la muerte del disidente preso Orlando Zapata Tamayo, quien falleció el martes tras varias semanas de ayuno.

Sábado 27 de Febrero de 2010

La Habana. — Cuatro presos políticos cubanos y un activista de oposición iniciaron huelgas de hambre en protesta por la muerte del disidente preso Orlando Zapata Tamayo, quien falleció el martes tras varias semanas de ayuno. "Es una manera de rendirle homenaje a Zapata Tamayo", dijo el disidente Guillermo Fariñas, quien aseguró haber comenzado una huelga de hambre el 24 de febrero. Fariñas, un opositor que vive en la provincia de Villa Clara —a 300 kilómetros de La Habana— hizo referencia a Orlando Zapata Tamayo fallecido el martes, tras una huelga de hambre que comenzó en diciembre.

Con las botas puestas. El huelguista aseguró que solo levantará la medida si las autoridades liberan a 33 presos políticos cuyo estado de salud es malo. "Si no me moriré con las botas puestas", agregó. El periodista independiente se encuentra en un estado de salud delicado por las sucesivas huelgas de hambre que ha emprendido (ésta es la número 23 desde 1995). Tuvo que ser alimentado de manera forzosa intravenosa en 2006, tras mantener una huelga de hambre de siete meses, entre 31 de enero al 31 de agosto de 2006.

Paralelamente la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional informó que cuatro presos políticos iniciaron también una huelga de hambre. Diosdado González Marrero, Eduardo Díaz Freitas, Fidel Suárez Cruz y Nelson Molinet, reclusos en la cárcel de alta seguridad de Kilo Cinco y Medio de Pinar del Río, dijeron que rechazarán alimentos.

Los cuatro presos forman parte al igual que Zapata de un grupo de 75 opositores que fueron detenidos y condenados en marzo de 2003, acusados de ser “mercenarios” de Estados Unidos. De ellos, 52 siguen entre rejas.

"Reo común”. Zapata falleció en La Habana luego de haber sido trasladado en mal estado de salud desde una prisión en donde protestaba por las condiciones de su encarcelamiento. El portal oficialista Cubadebate.cu escribió que Zapata era un “preso común de largo historial delictivo, en nada vinculado a la política”, y que las autoridades cubanas le brindaron “toda la atención médica requerida”, algo que niegan los opositores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS