El Mundo

La Habana denuncia un retroceso bilateral con Washington

Cuba denunció que las medidas del gobierno estadounidense que entraron en vigor ayer para dificultar los viajes y negocios con la isla confirman "un serio retroceso en las relaciones bilaterales", recrudecen el "bloqueo" al país caribeño y en algunos casos tienen un propósito "subversivo".

Viernes 10 de Noviembre de 2017

Cuba denunció que las medidas del gobierno estadounidense que entraron en vigor ayer para dificultar los viajes y negocios con la isla confirman "un serio retroceso en las relaciones bilaterales", recrudecen el "bloqueo" al país caribeño y en algunos casos tienen un propósito "subversivo". La directora para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal, advirtió que las nuevas regulaciones no sólo van a dañar la economía del país, sino también "al pueblo cubano" y los intereses del empresariado estadounidense. "Funcionó en 55 años? Es el viejo discurso, «sancionamos a Cuba, presionamos a su gobierno para provocar cambios». No funciona, no funcionó nunca", aseveró.

La normativa publicada el miércoles por los departamentos de Estado, Tesoro y Comercio llevan a la práctica el memorando firmado en junio por el presidente Donald Trump, en el que plasmó su intención de revertir el proceso de deshielo iniciado por su antecesor, Barack Obama (2009-2017). Entre las medidas figura la prohibición de transacciones con 179 empresas y entidades vinculadas a los ministerios cubanos de las fuerzas armadas y de Interior, que fueron enumeradas en una lista que incluye hoteles, comercios, agencias turísticas, marinas, astilleros e incluso marcas de refresco y ron.

Vidal se refirió a este listado como "arbitrario" y agregó que incluye a entidades "supuestamente vinculadas de manera infundada" a los sectores de la defensa y la seguridad en la isla. "Llegan al colmo de incluir marcas comerciales de refrescos, rones y hasta un servicio de fotografía", criticó. Sobre las regulaciones que modifican las categorías de viaje a las que pueden acogerse los ciudadanos de Estados Unidos para visitar el país caribeño —adonde aún tienen vetado ir como turistas—, opinó que algunas denotan "una clara intención política". La diplomática descartó que Cuba vaya a tomar represalias por estas nuevas regulaciones, "porque no lo hizo nunca". "Cuba nunca ha tomado medidas de represalia ni ha aplicado sanciones contra estadounidenses. Las sanciones unilaterales no tienen cabida en el mundo, dañan innecesariamente", agregó.

Cuba y Estados Unidos iniciaron en diciembre de 2014 un proceso de normalización de sus relaciones que se plasmó, en 2015, en la mutua reapertura de embajadas tras más de medio siglo de enfrentamiento. La llegada a la Casa Blanca de Trump generó un giro radical de ese acercamiento entre ambos países.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario