El Mundo

La guerrilla ELN lanza una ofensiva urbana en Barranquilla: 7 muertos

Realizó tres atentados con bomba contra sedes policiales desde el sábado. Se apuntó a los narcos, pero el grupo extremista se atribuyó los atentados

Lunes 29 de Enero de 2018

Una serie de tres atentados explosivos lanzados el fin de semana contra la policía de Colombia dejó siete uniformados muertos y decenas de heridos en el norte del país. Inicialmente se apuntaron las sospechas contra el narcotráfico. Pero poco después la guerrilla marxista ELN se atribuyó la autoría de los atentados. Esta guerrilla mantiene suspendidas las negociaciones de paz con el Estado.

El primer ataque de ayer sucedió de madrugada en un destacamento de la Policía Nacional en el municipio Soledad, vecino a Barranquilla, en el norte del país, donde una bomba dejó siete heridos (cinco policías y dos civiles).

El segundo, igualmente en la madrugada y de similares características, tuvo lugar contra una comisaría en una zona rural del municipio Santa Rosa del Sur, del municipio Bolívar, también en el norte del país, y causó la muerte de dos policías y heridas a otro. En este último caso, después de la explosión atacantes siguieron hostigando con fuego de armas automáticas a la comisaría por 25 minutos.

Esos dos atentados se registraron menos de 24 horas después de que el estallido de una bomba en una estación de la Policía Nacional en Barranquilla dejara cinco agentes muertos y 41 heridos (27 policías y 14 civiles) el sábado.

Hasta ayer a la tarde, ninguna organización se había atribuido los ataques, y las autoridades nacionales no habían responsabilizado a nadie por ellos. De hecho, alguna autoridad local de Barranquilla había apuntado sin dudar al "microtráfico" de la eventual participación del grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN), que ha roto las negociaciones de paz y es muy activa en la zona.

Poco después, el ELN se hacía responsable de las matanzas en su sitio web, donde colgó un comunicado. La guerrilla guevarista se atribuyó el atentado mediante un comunicado firmado por su "Frente de guerra urbano nacional". El ELN afirma que realizó los atentados terroristas "en ejercicio legítimo del derecho a la rebelión", debido a que "no hay un día en el que no ocurra un atentado contra la dignidad y la vida de los habitantes" de Colombia. La organización terrorista asegura que, pese a los atentados persiste "con la misma determinación en la solución política al conflicto social y armado que vive el pueblo colombiano, en un diálogo de paz que atienda las voces de los más necesitados y excluidos". Esta paradójica contradicción entre los dichos y los hechos es común en la historia de las guerrillas colombianas. Igualmente, fue inevitable la indignación. "Los violentos vuelven a atacar; infame y vil ataque contra nuestra Policía en Santa Rosa del Sur; Bolívar llora la muerte de dos héroes policías; pedimos justicia y pronta captura a estos bandidos miserables", escribió el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, en Twitter.

No era el "microtráfico"

La arremetida comenzó el sábado temprano con el estallido de la bomba en Barranquilla. Inicialmente, las autoridades señalaron a bandas del microtráfico o menudeo de drogas. "No tenemos la menor duda de que esto es una 'retaliación' ante tantos buenos golpes que viene dando la policía no solamente al microtráfico de Barranquilla, sino por fuera", declaró el alcalde de la ciudad, Alejandro Char. El atentado del ELN cambió bruscamente esta perspectiva de los hechos.

El atentado del sábado sacudió a Barranquilla un puerto del Caribe que se prepara para su tradicional Carnaval, y es el primero de magnitud que golpea a una de las grandes ciudades de Colombia en los últimos años.

Azotado por más de medio siglo de conflicto armado, el país tomó un respiro tras el acuerdo de paz con las FARC, ahora convertidas en partido político (ver aparte). Pero los esfuerzos del gobierno por alcanzar un pacto similar con los guevaristas del ELN han fracasado, y estos extremistas lanzaron violentas acciones luego de retirarse de la mesa de negociaciones. Ayer se confirmó trágicamente que el ELN ha elegido nuevamente la vía de la violencia para forzar al gobierno de Santos a hacerle más concesiones.

brutal. El peor atentado ocurrió el sábado contra una comisaría de Barranquilla. Causó 5 muertos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario