El Mundo

La fuga de “El Chapo” hunde el nivel de apoyo del gobierno mexicano

La debacle del presidente mexicano fue revelada por una encuesta, publicada ayer por el diario Reforma, que arrojó que el 79% de los mexicanos ven “mal” al gobierno por la fuga del capo narco

Sábado 01 de Agosto de 2015

La aprobación del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, cayó a su nivel más bajo desde el inicio de su gobierno hace casi tres años. El culpable: el narco Joaquín “El Chapo” Guzmán, que se fugó de manera espectacular de la cárcel el 11 de julio pasado.

   La debacle del presidente mexicano fue revelada por una encuesta, publicada ayer por el diario Reforma, que arrojó que el 79% de los mexicanos ven “mal” al gobierno por la fuga del capo narco, y el 87 % estimó que Guzmán contó con la ayuda de funcionarios para escapar. El nivel de aprobación del gobierno nacional es de apenas 34 por ciento, una caída notoria desde el 39 por ciento que tenía en marzo. Los encuestados respondieron a la pregunta “¿Aprueba o desaprueba la forma como Enrique Peña Nieto está haciendo su trabajo como presidente?”, preguntó el diario, uno de los más leídos del país. El sondeo fue conducido entre el 23 y el 29 de julio entre 1.200 personas. Poco antes, el 11 de julio, “El Chapo”, líder del temido cártel de Sinaloa, escapó del penal de El Altiplano, en el Estado de México, a través de un túnel de un kilómetro y medio que llegaba hasta su celda. La increíble fuga levantó una ola de severas críticas contra la estrategia de seguridad del gobierno. Decenas de funcionarios del penal quedaron detenidos, incluido su director.

   Guzmán había sido capturado en febrero del año pasado en la ciudad costera de Mazatlán, tras mantenerse prófugo por más de una década tras un anterior escape. Esa captura fue ampliamene publicitada por el gobierno de Peña Nieto, que además obtuvo otros notorios logros en la búsqueda y captura o muerte de capos del narcotráfico.

Extradición: ahora sí. Ante este adverso panorama, las autoridades mexicanas ayer cedieron en un punto que había sido un estandarte de la política de Peña Nieto ante los narcos: la no extradición a EEUU para que purguen sus penas en el país. EEUU había reclamado dos veces en vano a “El Chapo”. La fuga del 11 de julio terminó con esa línea. Ayer, un juez mexicano emitió una orden de detención contra “El Chapo” Guzmán, pero con fines de extraditarlo a Estados Unidos si es capturado. La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) indicó que obtuvo la orden judicial en respuesta a una solicitud de extradición hecha por el gobierno estadounidense. La acción de la PGR marca un viraje de 180º en la posición del gobierno mexicano. Las autoridades de Estados Unidos ofrecen una recompensa de 5 millones de dólares por cualquier información que conduzca a la captura del narcotraficante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario