El Mundo

La falta de inversión y el contrabando jaquean al gobierno de Evo Morales

Una baja inversión petrolera en los últimos cinco años para la producción de líquidos y el aumento del contrabando de combustibles a países vecinos terminaron minando las bases económicas del gobierno de Evo Morales...

Miércoles 29 de Diciembre de 2010

La Paz._ Una baja inversión petrolera en los últimos cinco años para la producción de líquidos y el aumento del contrabando de combustibles a países vecinos -por los bajos precios en Bolivia- terminaron minando las bases económicas del gobierno de Evo Morales, según opinaron ayer analistas.

El vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, en ausencia de Evo Morales por su viaje a Venezuela, anunció el domingo el incremento hasta de un 83 por ciento en el precio de los combustibles, medida que provocó un paro del transporte público y desabastecimiento de alimentos en las principales ciudades.

"La nivelación de precios de los hidrocarburos es para evitar la sangría de la economía. No podemos permitir que la plata siga chorreándose hacia fuera", justificó el presidente Morales el lunes, al regresar de Venezuela.

¿Estábamos bien? El gobierno nos decía que estábamos muy bien, sin embargo, esto demuestra que hay cierta desesperación en las cuentas públicas porque está faltando plata para gastos básicos que hay en la economía", advirtió el analista Gonzalo Chávez. Además expresó preocupación por la importación de nafta desde Venezuela, país que se convirtió en el primer acreedor de la deuda boliviana.

Según Chávez, "la importación de nafta y gasoil demuestra que el modelo no ha funcionado en YPFB (la empresa estatal de hidrocarburos), porque no están los líquidos y ahora surge el problema de que tenemos que pagar la mala gestión".

El ministro boliviano de Economía, Luis Arce, aseveró que el incremento del precio de carburantes "no es para superar ningún déficit fiscal, sino para evitar que el dinero de los bolivianos se vaya afuera. Ahora se pretende estimular la producción de líquidos en Bolivia con la creación de un fondo de incentivación petrolera".

Un programa de subvención al sector de hidrocarburos está en vigor desde hace dos décadas en el país andino, aspecto que minó los recursos del Tesoro General de la Nación, porque en Bolivia se paga 27,11 dólares por un barril de petróleo, mientras que en el mercado internacional éste bordea los 90 dólares. La diferencia se cubre con dinero del Estado.

El ex ministro de Hidrocarburos Guillermo Torres indicó que unos 1.900 millones de dólares se destinaron en los últimos cinco años para el programa de subsidio del precio del gasoil y la nafta. El gasto estatal en 2005 en la compra de combustibles fue de unos 85 millones de dólares, mientras que este año aumentó a 380 millones de dólares, según datos oficiales.

Mercado negro. El gobierno admitió que el mercado negro de combustibles mueve unos 180 millones de dólares por año por el contrabando a Perú y otros países, donde el precio de la nafta llega a triplicar el que tiene en Bolivia.

El contrabando de carburantes a países vecinos obligó a las autoridades bolivianas a un incremento, el segundo en seis años, después de que el gobierno del ex presidente Carlos Mesa aumentase el precio de la nafta en diciembre de 2004.

Por su parte, la estatal YPFB anunció que el próximo año se invertirán unos 1.751 millones de dólares para la producción de gas natural y de líquidos para reducir las importaciones tanto de nafta como de gasoil.

"Niveles abismales". El economista Juan Antonio Morales también advirtió que un aumento del gasto público de casi 14.000 millones de dólares en los cinco años de gobierno de Evo Morales debe tener efecto en los precios, aún si está enteramente financiado con ingresos.

Morales, ex presidente del Banco Central de Bolivia, apuntó que el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) este año será de un cuatro por ciento y la inflación superará un seis por ciento. "La muy modesta tasa de crecimiento del PBI de 2010 se explica por las bajas inversiones (16,1 por ciento en 2009). La inversión privada ha caído a niveles abismales y además se ha concentrado de manera oportunista en la construcción", aseveró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS