El Mundo

La enfermera argentina liberada llega hoy al país

Madrid. — Cansadas pero felices, la enfermera argentina Pilar Bauzá y la médica española Mercedes García llegaron a última hora de la tarde de ayer, a la base madrileña de Torrejón a bordo de un avión de la fuerza aérea española, tras haber sido liberadas el miércoles en Somalia de una semana de permanecer secuestradas.

Viernes 04 de Enero de 2008

Madrid. — Cansadas pero felices, la enfermera argentina Pilar Bauzá y la médica española Mercedes García llegaron a última hora de la tarde de ayer, a la base madrileña de Torrejón a bordo de un avión de la fuerza aérea española, tras haber sido liberadas el miércoles en Somalia de una semana de permanecer secuestradas.
  Las dos cooperantes de Médicos sin Fronteras (MSF) fueron recibidas por el ministro español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos; el de Defensa, José Antonio Alonso, y el embajador argentino en Madrid, Carlos Bettini.
  Durante el vuelo, la médica española, de 51 años, recibió la llamada del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien le comunicó que se encuentra bien, aunque cansada. El miércoles fue la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, la que se contactó con Bauzá, de 26. La argentina está bien y tranquila, y con deseos de volver pronto a Buenos Aires junto a su familia. La joven llegará hoy a Buenos Aires.
  Antes de abordar un avión de regreso fue sometida a una revisión médica, explicó el embajador argentino, que declinó hablar del secuestro pero manifestó que la liberación de las dos cooperantes se produjo gracias a “la influencia de la política” y al papel desempeñado por España, “con la modesta colaboración de la Argentina”.

Dos países en vilo. El secuestro de las dos mujeres, que mantuvo en vilo a España y Argentina durante las fiestas navideñas, lo perpetró el pasado 26 de diciembre un grupo armado cuando las cooperantes se dirigían a un centro de nutrición de Bossaso, en el noreste somalí, donde Médicos sin Fronteras se ocupa de unos 7.000 niños menores de cinco años con algún grado de desnutrición. La organización humanitaria, que lleva 16 años trabajando en Somalia, consideró que el secuestro de las dos cooperantes “ha roto” el equilibrio de ayuda en la localidad de Bossaso. Así lo destacaron ayer la presidenta de MSF en España, Paula Farias, y el coordinador del proyecto Cuarto Mundo de la organización, Carlos Ugarte, quienes, al igual que hicieran la víspera los gobiernos de España y Argentina, negaron haber pagado rescate alguno por la liberación de sus trabajadoras. Eso habría convertido al resto en “objetivo” de secuestros, indicaron. Según reportes, los secuestradores habían exigido 250.000 dólares por su libertad.
  Desde el derrocamiento del dictador Mohammed Siad Barre, en 1991, Somalia carece de un gobierno efectivo. La violencia de los últimos meses ha provocado el desplazamiento de aproximadamente un millón de personas y la salida del país como refugiados de otros tres millones, según los datos de las Naciones Unidas.
  El país es escenario de frecuentes actos de anarquía y vandalismo desde el derrocamiento de Barre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario