El Mundo

La corrupción pone al gobierno de Mariano Rajoy contra las cuerdas

La oposición pidió su destitución tras el fallo según el cual el PP se benefició con sobornos.

Sábado 26 de Mayo de 2018

El gobierno español de Mariano Rajoy quedó sumido ayer en una de sus peores crisis debido a las iniciativas de la oposición para destituirlo por los escándalos de corrupción que persiguen a su Partido Popular (PP). Un día después de que se conocieran duras condenas a ex miembros del PP por el caso "Gürtel", una de las mayores tramas de corrupción en la historia reciente de España, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) registró ayer una moción de censura para destituir a Rajoy. "La situación creada de desafección política, de crisis institucional y de confianza por parte de buena parte de la ciudadanía española tiene un único responsable: Rajoy", justificó el jefe del PSOE y líder de la oposición, Pedro Sánchez, al anunciar la medida.

Rajoy, por su parte, atribuyó la maniobra al oportunismo político y la ambición personal de Sánchez de gobernar "a cualquier precio" y consideró que la moción de censura "debilita claramente a España" al generar incertidumbre en un momento delicado por la crisis independentista en Cataluña. Las perspectivas de que la moción tumbe a Rajoy son por el momento reducidas, pero la iniciativa de Sánchez inaugura semanas de tensión e incertidumbre con final aún abierto, como quedó reflejado ayer con la caída de la Bolsa y el repunte de la prima de riesgo española.

Mecanismos

Para destituir a Mariano Rajoy y relevarlo como jefe de gobierno español, Sánchez necesita una mayoría absoluta de 176 votos en el Congreso. Garantizados ya los 84 de su PSOE y los 67 de la alianza de izquierda liderada por Pablo Iglesias, Unidos Podemos, tiene dos opciones para conseguir los restantes. La primera es sumar los apoyos de formaciones nacionalistas, incluidos los independentistas catalanes: un duro compromiso con la crisis aún abierta en la región. La segunda pasa por convencer al partido liberal Ciudadanos, que cuenta con 32 diputados. "Cualquier gobierno con estos apoyos es inviable", zanjó Rajoy, que ironizó especulando con que Sánchez terminará "pactando con el señor Carles Puigdemont", el destituido presidente catalán que abrió una grave crisis en España con su plan independentista. El PP tiene 136 legisladores.

Tras el anuncio de la moción de censura en una mañana política de infarto en España, las miradas apuntaron a Ciudadanos, fuerza que diversos sondeos ven primera o segunda en intención de voto y que hasta ahora dio su apoyo puntual a Rajoy. La formación de Albert Rivera reaccionó poniendo al mandatario en una encrucijada: le exigió convocar elecciones anticipadas y aseguró que, si no lo hace, apoyará una moción de censura "instrumental" para disolver el Congreso y celebrar nuevos comicios. Ciudadanos propone una moción que sirva solo como instrumento para adelantar elecciones y no para investir a Sánchez, por lo que rechazaría la iniciativa del socialista, pero no se puede descartar que ambos partidos lleguen a pactos la semana próxima.

Las normas parlamentarias españolas requieren proponer a un presidente alternativo junto con la moción de censura. Sánchez dijo que en caso de ganar, convocará a elecciones, pero solo después de recuperar la estabilidad y la normalidad y sanear las instituciones públicas. Los socialistas tienen 84 de las 350 bancas en el Parlamento y cuentan con el respaldo de una coalición de partidos de izquierdas con 67 bancas.

Con respecto al pedido de convocar elecciones adelantadas, Rajoy descartó ayer esa posibilidad. "Soy partidario de que las legislaturas duren cuatro años", respondió. Su mandato actual, el segundo desde que llegó al gobierno en 2011, se extiende hasta 2020.

La moción de censura presentada ayer por el PSOE es la cuarta en 40 años de democracia en España, todas fracasadas. La anterior, impulsada por Podemos contra Rajoy el año pasado, fue rechazada por el 76 por ciento del Congreso. Si se da el calendario previsto, la nueva moción se debatirá en la Cámara a principios de junio.

Los secesionistas catalanes del PDeCaT (Partido Demócrata Europeo de Cataluña), al que pertenece el ex presidente catalán Carles Puigdemont, y de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) —cuyos votos son indispensables— están dispuestos a apoyar a Sánchez, "si corrige algunas ofensas", mientras el Partido Nacionalista Vasco (PNV) dijo que tomará una decisión cuando se despejen algunas incógnitas, sin descartar su respaldo. En un giro inesperado, Sánchez no desprecia el apoyo de los secesionistas, a pesar de que insiste en que hará cumplir la Constitución. A diferencia del escenario posterior a las elecciones de 2015, la oposición española tiene más incentivos para lograr un acuerdo, ya sea a favor de la moción para encumbrar a Sánchez o una instrumental para llamar a elecciones, como plantea Ciudadanos.

Condenas

Las iniciativas opositoras contra Rajoy son consecuencia directa del caso "Gürtel", el mayor escándalo de corrupción en la historia reciente de España, basado en una red empresarial que pagó sobornos a dirigentes del PP a cambio de recibir contratos públicos a dedo. El principal de los diez juicios abiertos por el caso acabó el jueves con condenas que suman 351 años de prisión para 29 empresarios y ex políticos del PP. Además de condenas de prisión, los jueces impusieron una multa de 245.000 euros (287.000 dólares) al partido oficialista como "participante a título lucrativo" de la trama en su primera época, de 1999 a 2005. El veredicto tuvo en cuenta la creación de una red de empresas y altos cargos del partido para organizar viajes y eventos para el PP a cambio de contratos públicos. En algunas de las partes más perjudiciales del fallo, los jueces sostuvieron que el PP mantuvo un fondo para sobornos al menos hasta 2008 y pusieron en duda la credibilidad de Rajoy cuando negó todo conocimiento de la trama durante una audiencia en la que el presidente declaró como testigo. Las condenas fueron un duro revés para el gobierno, que además de decenas de denuncias de corrupción enfrenta el movimiento separatista en Cataluña.

Principales escándalos en el partido oficialista

Los principales casos de corrupción que salpican a figuras clave de la formación conservadora Partido Popular:

• Trama Gürtel. La trama en torno a una red empresarial que pagó por recibir contratos a dedo de administraciones lideradas por el PP sobre todo en la Comunidad Valenciana y en la Comunidad de Madrid es una de las más extensas y mediáticas en la historia reciente de España.

• Operación Lezo. Pasó a primera plana el año pasado con el arresto de Ignacio González, ex presidente de la Comunidad de Madrid y miembro del PP luego puesto en libertad provisional. Hace un mes fue imputado también Alberto Ruiz-Gallardón, otro ex presidente de la región y ex ministro de Justicia de Rajoy. El caso se basa en una presunta trama corrupta en la empresa de aguas públicas Canal de Isabel II, presidida por González de 2003 a 2015, dedicada a desviar fondos mediante sobreprecios y comisiones en la compra de empresas en América latina.

• Tarjetas black. El ex director del FMI y ex ministro de Economía Rodrigo Rato fue condenado el año pasado a cuatro años y medio de prisión por un fraude que golpeó a la cúpula de las entidades financieras Caja Madrid y Bankia, cuya presidencia ocupó de 2010 a 2012. Rato se benefició de tarjetas de crédito opacas al fisco. El ex ministro y hombre clave del PP, en libertad a la espera de que sea firme la sentencia por ese caso, será juzgado también por la salida a Bolsa de Bankia en 2011 en una operación presuntamente fraudulenta. Además está en la mira de la Justicia por el origen sospechoso de su patrimonio.

• Trama Púnica. Se trata de una supuesta red de corrupción vinculada a varios ayuntamientos y organismos regionales, principalmente de Madrid, con ex alcaldes presuntamente implicados en cobros de dinero y adjudicaciones irregulares. Uno de los protagonistas es el ex líder del PP en Madrid Francisco Granados, quien estuvo en prisión de 2014 a 2017 y se encuentra en libertad bajo fianza desde entonces.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});