El Mundo

La cooperante argentina Pilar Bauzá fue liberada en Somalia

Buenos Aires/Madrid. — La enfermera argentina Pilar Bauzá fue liberada junto a la médica española Mercedes García, tras permanecer secuestradas durante una semana por un grupo armado en Somalia, según informaron las cancillerías argentina y española y la organización Médicos Sin Fronteras (MSF).

Jueves 03 de Enero de 2008

Buenos Aires/Madrid. — La enfermera argentina Pilar Bauzá fue liberada junto a la médica española Mercedes García, tras permanecer secuestradas durante una semana por un grupo armado en Somalia, según informaron las cancillerías argentina y española y la organización Médicos Sin Fronteras (MSF).
  La cooperante argentina, de 26 años, conversó tras su liberación con su hermano Matías Bauzá. “Estaba muy cansada, pero tras contarnos que las dos estaban bien, nos dijo que durante el secuestro no hubo maltrato físico y fueron alimentadas, dentro de lo que es un secuestro”, dijo el hermano.
  La joven también habló con el canciller Jorge Taiana, quien aseguró que “Pilar estaba bien de ánimo. Dijo estar cansada y que extrañaba a su familia”. El canciller se comunicó asimismo con su par español, Miguel de Moratinos, con quien “nos hemos felicitado por el grado de coordinación y trabajo conjunto”.

Versiones contrapuestas. Pilar Bauzá y la médica española Mercedes García, de 51 años, fueron secuestradas el miércoles de la semana pasada por un grupo armado de la ciudad de Bossaso, en la región de Puntland, al norte de Somalia. Los medios de la región difundieron que el grupo solicitó un rescate de 250.000 dólares, pero la información fue desmentida por los diplomáticos argentinos y españoles y por MSF. Todos aseguraron que no se pagó suma alguna por la liberación. No se dio sin embargo una explicación clara de cómo se logró la liberación.
  Las autoridades somalíes afirmaron durante días que los secuestradores estaban cercados por 200 policías locales, pero el martes cambiaron de versión y dijeron que los captores habían huido hacia una zona montañosa, ante el temor de que las autoridades recurrieran a la fuerza.
  Pilar Bauzá y García viajarán a España, y de ahí la argentina emprenderá el regreso a su país. Los familiares de la joven estudiaban la posibilidad de encontrarse con ella en algún punto del viaje. Matías Bauzá, hermano de la secuestrada, señaló que Pilar le dijo que está bien de salud y le relató algunos detalles de su cautiverio. “Estaba muy cansada, pero tras contarnos que las dos estaban bien, nos dijo que durante el secuestro no hubo maltrato físico y fueron alimentadas, dentro de lo que es un secuestro”, detalló Matías. Y agregó: “Aún no sabemos cuándo, pero esperamos reencontrarnos con ella muy pronto. Queremos agradecer mucho a la Cancillería argentina por el trabajo diplomático que se hizo. Ellos estuvieron siempre en contacto con nosotros, al igual que MSF”.
  Por su parte, Médicos Sin Fronteras, donde trabajan ambas profesionales, informó que la liberación tuvo lugar a las 16.30 de Somalia, 11.30 de Argentina.

Alivio e indignación. En un comunicado firmado por la titular de la filial española, Paula Farías, difundido también en Buenos Aires, MSF destacó que ambas mujeres estaban en buen estado de salud y recordó que “ambas fueron raptadas cuando se dirigían al centro nutricional donde MSF atiende a unos 7.000 niños menores de 5 años que sufren algún grado de desnutrición. Estos niños forman parte de unas 25.000 personas que se encuentran en 19 campos de desplazados en el área. Están sanas y salvas y damos las gracias al esfuerzo de todos” declaró Farías.
  Pero acto seguido expresó “nuestra indignación por su secuestro que es también el secuestro de la acción humanitaria independiente. Acciones como ésta hipotecan la asistencia humanitaria a las poblaciones más vulnerables, motivo por el que nuestras compañeras estaban trabajando en Somalia”, afirmó Paula Farías.
  Horas antes de la liberación, el encargado de negocios de la embajada argentina en Kenia, Fernando Rolandelli, y el embajador español en ese país, Nicolás Cinto, celebraron un encuentro con el presidente de la región autónoma de Puntland, Adde Mussa, para discutir la situación. La reunión, la segunda desde el secuestro, se realizó en Bossaso, capital de Puntland. Participaron además autoridades policiales y líderes del clanes locales. Posiblemente, la presión conjunta de las autoridades y de los clanes haya logrado la liberación de ambas cooperantes. De hecho, la cúpula del clan al que pertenecen los secuestradores había condenado su acción.

Volver al ruedo. Aunque aún no se supo qué hará Pilar en el futuro, la médica española y compañera de cautiverio de la argentina, Mercedes García, ya adelantó que viajará a España a reunirse con sus parientes, en la región de León, pero que retornará “cuanto antes” a su riesgosa tarea en Somalia. Las campanas de la iglesia de pueblo de Cuadros, del que es vecina García, sonaron ayer para saludar su liberación y la de su compañera argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario