El Mundo

La antorcha olímpica llegó a la cima del monte Everest

Montañistas chinos llevaron hoy la antorcha olímpica a la cima del monte Everest, el techo del mundo, en un hecho espectacular pero también polémico organizado  por China en su carácter de anfitrión de los Juegos Olímpicos.

Jueves 08 de Mayo de 2008

Beijing.- Montañistas chinos llevaron hoy la antorcha olímpica a la cima del monte Everest, el techo del mundo, en un hecho espectacular pero también polémico organizado  por China en su carácter de anfitrión de los Juegos Olímpicos.

La televisión china transmitió en vivo los últimos 30 metros del recorrido, y pudo verse a cinco escaladores que jadeaban y caminaban arrastrando sus pies sobre la nieve antes de pasar la antorcha al siguiente relevista.

La última antorchista, una tibetana llamada Cering Wangmo, permaneció en silencio en la cima de la montaña más alta del planeta, mientras otros miembros del equipo, que incluía seis tibetanos más, desplegaban banderas chinas y de los Juegos.

Luego se arracimaron en un abrazo y exclamaron: “Lo hicimos. Beijing te da la bienvenida”.

“Un mundo unido, un sueño”, gritó el líder del equipo, el  tibetano Nyima Cering, cuando su antorcha fue encendida,  repitiendo el slogan de los Juegos Olímpicos de Beijing.

“Encendimos la antorcha en la cima del mundo”, dijo otro de  los escaladores.

Los 19 miembros del equipo, vestidos con abrigados anoraks colorados con logos olímpicos, abandonaron su campamento y llegaron a la cima, a 8.848 metros, unas seis horas después.

El escalamiento del Everest constituyó el clímax del recorrido mundial de la antorcha olímpica en su camino hacia Beijing, que es el más largo de todos los realizados hasta ahora.

El gobierno comunista chino dijo que los Juegos Olímpicos serán un reflejo de un país unido y del rápido desarrollo de una pobre nación agraria hacia una potencia industrial.

Pero el ascenso con la antorcha fue duramente criticado desde  el inicio debido a la política de China en el Tíbet -donde está  localizada la montaña- y fue aún más cuestionado luego de que  tibetanos protagonizaron protestas contra el dominio chino en  marzo pasado y fueron duramente reprimidos.

Activistas tibetanos dijeron que China organizó el evento en el Everest como forma de ratificar su control de la región, que fue invadida por las fuerzas comunistas chinas en 1950.

El momento del ascenso fue mantenido en secreto hasta último momento, al parecer por razones de seguridad.
El equipo usó antorchas diseñadas por científicos especializados en cohetes para trasladar la llama durante el  último tramo helado antes de la cima.

Alimentada por propano, la llama brillaba vivamente en el  ventoso aire escasamente oxigenado de esas alturas en el Himalaya, gracias a la misma tecnología que hace que los motores de los  cohetes continúen funcionando en las capas superiores de la atmósfera, informó la agencia de noticias oficial china Xinhua. (Télam).-

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario