El Mundo

La alcaldesa de Roma, en apuros ante un fallo por falso testimonio

La decisión de la Justicia será dada a conocer hoy, según el cronograma judicial divulgado a los medios.

Sábado 10 de Noviembre de 2018

La Justicia italiana pidió ayer que se condene a 10 meses de prisión a la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, en una causa por falso testimonio en el proceso de contratación de un asesor municipal, que podría derivar en su renuncia en caso de ser encontrada culpable. Raggi, electa en 2016 por el Movimiento Cinco Estrellas, está acusada de supuesto falso testimonio en la causa que investiga la contratación del director de Turismo Renato Marra, hermano del ex jefe de personal del municipio romano, Raffaele, juzgado por corrupción.

   La decisión de la Justicia será dada a conocer hoy, según el cronograma judicial divulgado a los medios. "En nuestro punto de vista está claro que se trató de falsedad ideológica en un acto público", argumentó el pedido de pena el fiscal Francesco Dall'Olio, según el comunicado oficial. En caso de ser encontrada culpable y condenada, Raggi debería renunciar a su cargo y convocar a nuevas elecciones, según se desprende del código de ética del Movimiento Cinco Estrellas. "Nuestro código de ética habla claro y lo conocen", se limitó a decir ayer el líder del Cinco Estrellas y vicepremier, Luigi DI Maio, en diálogo con la prensa extranjera. Raggi, en tanto, sostiene que el código de ética partidario nunca se aplicó.

   Según el pedido de elevación a juicio hecho en septiembre de 2017 por los fiscales Paolo Ielo y Francesco Dall'Olio, Raggi mintió al declarar ante la Autoridad Nacional Anti Corrupción (ANAC) que la designación de Renato Marra había sido autónoma de su relación previa con Raffaele, a quien Raggi conocía de su paso previo como funcionaria municipal.

   La acusación se basó principalmente en un mensaje de Telegram en el que Raggi reprochaba a Raffaele Marra no haberle advertido el alto ingreso que obtendría su hermano Renato con la designación como director de Turismo. Junto a la causa por supuesto falso testimonio, la ANAC había impulsado también un proceso por abuso de poder, al considerar que Raggi no había impedido que Raffaele Marra utilizara su influencia para contratar a su propio hermano en un puesto directivo del gobierno comunal

   Sin embargo, durante el pedido de juicio del año pasado la Fiscalía aseguró que "falta el elemento subjetivo del delito" y consideró que la designación de Marra al frente del turismo romano "fue hecha sin dolo". Junto a las denuncias por falso testimonio y abuso de poder, Ielo y Dall'Olio investigaron también el caso de una póliza que el ex jefe de secretaría de Raggi, Salvatore Romeo, giró a su favor por 30.000 euros en enero de 2016, seis meses antes de la asunción de la alcaldesa. En el caso de la póliza, la Fiscalía determinó que no se puede valorar como elemento de delito.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});