El Mundo

Kenia: recrucede la violencia por dos crímenes políticos

El clima de violencia no da tregua en Kenia. Un policía mató a tiros ayer a un parlamentario opositor, el segundo político asesinado en una semana, lo que desató nuevas protestas e interrumpió las conversaciones para intentar poner fin a más de un mes de enfrentamientos.

Martes 01 de Enero de 2008

Nairobi.— El clima de violencia no da tregua en Kenia. Un policía mató a tiros ayer a un parlamentario opositor, el segundo político asesinado en una semana, lo que desató nuevas protestas e interrumpió las conversaciones para intentar poner fin a más de un mes de enfrentamientos.
  Alertando sobre la catástrofe, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, dijo que viajará a Nairobi hoy, desde la cumbre de la Unión Africana en la vecina Etiopía, con el objetivo de ayudar a su predecesor, Kofi Annan, que intenta mediar para acabar con la crisis.
  La violencia política y étnica mató a 850 personas en Kenia, desde la disputada reelección del presidente Mwai Kibaki el 27 de diciembre pasado.
  La inestabilidad conmocionó a las naciones vecinas y a los donantes occidentales, y Kenia pasó de ser uno de los países más estables y prósperos de Africa al foco de crisis más urgente del continente. “La violencia continúa, amenazando con escalar a niveles catastróficos”, dijo Ban en la cumbre de 53 países africanos.
  La situación se gestó en décadas de divisiones entre comunidades sobre tierra, riqueza y poder que datan del período colonial, alimentadas por los políticos kenianos durante los 44 años de independencia.

Reducir la mayoría. Nuevas protestas surgieron ayer después de que David Kimutai Too, parlamentario del Movimiento Democrático Naranja (ODM), fuera asesinado en la localidad de Eldoret. El comisario de policía Husein Ali dijo que el asesinato de Too fue un “crimen pasional”, y que el agente de tránsito responsable había disparado contra un compañero policía que estaba junto al político y al que creía que estaba con su novia.
  El líder del ODM Raila Odinga dijo que se trató de un acto político, sin dar pruebas. “Condeno esta segunda ejecución de un parlamentario del ODM. El propósito de este asesinato es reducir la mayoría del partido”, señaló.
  Los partidos políticos que litigan en Kenia pospusieron el segundo día de conversaciones mediadas por Annan tras el asesinato. Las comercios cerraron en Eldoret, mientras grupos de jóvenes empezaron a quemar neumáticos y a bloquear rutas.
  A principios de esta semana, otro político de la oposición, Melitus Were, fue abatido a las puertas de su casa de Nairobi, una acción que desató asesinatos étnicos y saqueos.
  Muchos kenianos temen qué ocurrirá si fracasa la mediación para alcanzar un acuerdo entre Kibaki y su rival Odinga, que asegura que le arrebataron la victoria electoral.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario