El Mundo

Jordania le declara una “guerra sin piedad” al Estado Islámico

Lo declaró el rey Abdulah por el asesinato del piloto de las Fuerzas Aéreas jordanas, que fue quemado vivo. El reino jordano ejecutó dos extremistas de Al Qaeda.

Jueves 05 de Febrero de 2015

Tras el asesinato de un piloto de las Fuerzas Aéreas jordanas a manos del grupo terrorista Estado Islámico (EI), el rey Abdulah de Jordania anunció una “guerra sin piedad” contra los extremistas. “Esta organización terrorista no solo nos combate a nosotros, sino al verdadero islam en su conjunto y a sus valores”, citó la agencia estatal Petra al monarca ayer.
  El rey hachemita reaccionó a la brutal ejecución del piloto Muas al Kasasba, de 26 años, que fue quemado vivo según un video de los yihadistas difundido el martes. También en la vecina Siria se oyeron indignados llamamientos a vengar el hecho, tras la difusión de las macabras imágenes.
  “Libramos esta guerra para proteger nuestra fe, nuestros valores y nuestros principios humanos. Y nuestra guerra será sin piedad, buscaremos a esta pandilla de criminales y los atacaremos en sus propias casas”, aseveró el monarca. “La sangre del mártir Muaz al Kasasbeh no será en vano”, agregó.
  Solamente horas después de la difusión del video, Jordania ejecutó ayer a la madrugada a dos terroristas condenados a muerte, la iraquí Sayida al Rishawi y el miembro de Al Qaeda Siad al Karbuli, de acuerdo con la agencia de noticias Petra.
  Según reportes de los medios, en Jordania se volcaron personas a las calles y festejaron al piloto como un héroe. El padre del hombre asesinado por EI pidió a su gobierno una “dura venganza” para castigar la muerte de su hijo.
  También en otras naciones árabes el hecho fue tildado de “barbarie”, que solamente puede ser expiado con sangre.
  El piloto de 26 años es honrado en su país como un “mártir”. La televisión estatal difundió durante todo el día una fotografía suya, los musulmanes oraron por él en las mezquitas y los cristianos hicieron sonar las campanas. Además el gobierno dispuso luto nacional.
  Muas al Kasasba se estrelló el 24 de diciembre en Al Rakka, bastión del EI en el norte de Siria, y fue tomado prisionero.
  EI EI había exigido intercambiar a Al Kasasba por Al Rishawi y por el rehén japonés Kenji Goto. Jordania exigió sin embargo una prueba de vida. Al parecer, el piloto había sido asesinado hace un mes. Goto fue a su vez decapitado.
  Al Rishawi había sido condenada a muerte por su participación en un ataque suicida en Amán que causó la muerte de 60 personas en 2005. La mujer sobrevivió al atentado y fue detenida porque su cinturón de explosivos no detonó. Su esposo, quien también participó en el hecho y se inmoló, mató a 38 personas que asistían a una boda en un hotel de lujo.
  El otro ejecutado por Jordania fue Al Karbuli, quien trabajaba junto a Abu Musab Al Zarkawi, el antiguo líder de Al Qaeda en Irak. En 2006, Karbuli había confesado en la televisión estatal jordana haber matado a un conductor de esa nacionalidad y a otros árabes en Irak.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario