El Mundo

John Edwards se bajó de la competencia demócrata

Jueves 31 de Enero de 2008

Washington/Nueva Orleáns.— El ex senador John Edwards confirmó ayer en Nueva Orleáns que abandona la carrera del Partido Demócrata hacia la presidencia de EEUU, pero no reveló si apoyará a Hillary Clinton o a Barack Obama, o cuál será su futuro.

  "Es la hora de dar un paso al costado", afirmó Edwards al principio de un discurso, en el mismo lugar donde lanzó hace poco más de un año su segunda campaña presidencial. Al final, fue más enigmático. "Hoy suspendo mi campaña por la nominación demócrata a la presidencia", aseguró. La elección del verbo "suspender" desató las especulaciones entre los analistas de que podría postularse como vicepresidente junto al que salga designado candidato por el partido.

  Edwards ya fue candidato a vicepresidente de John Kerry en 2004. Ambos fueron derrotados por George W. Bush y Dick Cheney.

 

Votos codiciados. Su apoyo y sus votos son muy codiciados en una carrera tan ajustada como la que viven Hillary y Obama. En Iowa Edwards conquistó el 30% del electorado. En las otras internas, excepto en Nevada, se movió entre el 14 y el 18%. Más importante aún, Edwards tiene 62 delegados para la convención demócrata, con los que ni a Clinton ni a Obama les desagradaría contar.

  El ya ex candidato aseguró haber hablado con ambos, y reveló que los dos le prometieron "convertir el fin de la pobreza en un asunto central de sus campañas". Tanto Hillary como Obama emitieron sendos comunicados deseando suerte en el futuro a Edwards y a su esposa Elizabeth, enferma de un cáncer incurable. Ninguno de los dos apeló directa o expresamente a los votantes de Edwards.

  La salida de Edwards era esperada. El ex senador por Carolina del Norte sólo logró un resultado destacable en las asambleas partidarias de Iowa, cuando consiguió terminar segundo por delante de Clinton por unos pocos votos. En todas las citas posteriores, sin embargo, terminó claramente por detrás de Obama y Clinton.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario