El Mundo

Italianos en huelga contra recortes de Berlusconi

La Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL), convocó a sus cerca de 6 millones de afiliados a protestar tomando hoy las principales calles del país contra las medidas de austeridad impulsadas por el gobierno del primer ministro.

Martes 06 de Septiembre de 2011

Italia afronta hoy una jornada de huelga convocada por la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL), en protesta contra las medidas de austeridad  impulsadas por el gobierno del primer ministro Silvio Berlusconi.
La Central hizo un llamamiento a los cerca de seis millones  de afiliados para tomar este martes las principales calles de la  capital y de otras ciudades del país.

El origen de la protesta emergió de dos encuentros recientes  del Ejecutivo con líderes sindicales y movimientos sociales, como  parte de las consultas para aplicar reformas económicas en un  intento por calmar incertidumbre de los mercados.
Según la CGIL, todo el transporte estará involucrado en la  jornada de huelga.

El epicentro de la medida tendrá lugar frente a la sede de la  Cámara de Diputados, que a mediados de este mes deberá sancionar el  último plan de recorte al presupuesto, aprobado en tiempo récord  por el Gobierno tres semanas atrás.

La privatización de entidades estatales forma parte de un  conjunto de nuevas medidas contenidas en el citado proyecto, por un  valor de 45.000 millones de euros, con el propósito de lograr un  equilibrio económico en 2013.

Entre otras reformas, el gabinete también propuso congelar  salarios de los empleados públicos, recortar los fondos de las  entidades estatales e imponer el pago de una tasa sobre los  depósitos bancarios de hasta 1.100 euros para las cuentas  superiores a 500.000 euros, según despacho de Prensa Latina.

En caso de ser aprobado en el Parlamento el nuevo plan de  ajuste, se añadiría a uno ya aceptado en julio último por un valor  ascendente a 80.000 millones de euros.
Partidos opositores critican la gestión de Berlusconi por la  poca claridad del gabinete sobre la manera de recuperar las  finanzas públicas en medio del hundimiento de la confianza de las  casas crediticias.

La abultada deuda de la tercera economía de la Eurozona, que  ronda 120% del Producto Interno Bruto, mantuvo temerosos a los  mercados ante un posible rescate externo, tal como les sucedió a  Grecia, Irlanda y Portugal. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario