El Mundo

Italia: negociaciones para crear una nueva coalición sin la Liga de Salvini

El Partido Demócrata (PD) se mostró optimista sobre las negociaciones que lleva a cabo con el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5E) para la formación de un posible gobierno en Italia y pidió que no haya "dobles intenciones" ni vetos innegociables.

Domingo 25 de Agosto de 2019

El Partido Demócrata (PD) se mostró optimista sobre las negociaciones que lleva a cabo con el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5E) para la formación de un posible gobierno en Italia y pidió que no haya "dobles intenciones" ni vetos innegociables.

El secretario general del centroizquierdista PD, Nicola Zingaretti, consideró que Italia necesita "abrir una nueva fase política" para contar con un Ejecutivo que dé respuestas a los problemas de empleo y crecimiento y suponga un cambio respecto al gabinete entre el Cinco Estrellas y la ultraderechista Liga desde el 1 de junio de 2018.

Además, expresó la disponibilidad de su partido a debatir los puntos de un programa político para un Gobierno duradero.

"Soy optimista; espero que esta fase se desarrolle en el respeto mutuo", dijo Zingaretti a los medios.

En un mensaje en las redes sociales, el vocero del PD en el Senado, Andrea Marcucci, se mostró convencido de que, "sin ultimátum y sin vetos, es posible dar un Gobierno al país".

Por su parte, el portavoz del PD en la Cámara de los Diputados, Graziano Delrio, adelantó que un gabinete diferente al anterior pasa por cambiar la gestión de los flujos migratorios y "detener la guerra (del ministro del Interior, el jefe de la Liga Matteo Salvini,) contra las ONG, combatir el cambio climático y reducir el desempleo", reportó la agencia de noticias EFE.

El PD tiene previsto reunirse hoy para debatir sobre un programa común con el Movimiento Cinco Estrellas.

El presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, le dio a los partidos hasta el 27 de agosto, fecha en la que escuchará sus avances en una segunda ronda de consultas, para que intenten la formación de un Gobierno.

Mattarella quiere que la crisis se supere con celeridad y, por eso, el jueves pidió a los grupos responsabilidad institucional para no alargar la parálisis, ya que en dos meses Roma tendrá que elaborar unos presupuestos para 2020 y enviarlos a Bruselas para que sean aprobados por la UE.

Mientras, desde Biarritz, a donde llegó para participar de la reunión del G-7, el renunciante primer ministro Giuseppe Conte rechazó que pueda volver a gobernar con una alianza del M5E y la Liga.

"Fui muy claro en mi intervención en el Senado, (gobernar con la Liga) ha sido una experiencia política de la que no reniego, porque podría haber dado soluciones positivas para el país. Se ha llegado a un cierto punto y para mí esta posibilidad está cerrada", afirmó Conte.

El primer ministro, que sigue en funciones, fue preguntado por las actuales negociaciones entre el Cinco Estrellas y el PD, pero se limitó a señalar que debe trabajarse para que Italia "sea menos permeable a la corrupción".

No respondió tampoco sobre si encabezará un eventual Ejecutivo entre el Cinco Estrellas y el PD, y subrayó que "lo importante es el programa, las personas son ahora secundarias". Conte fue una figura de fachada elegida por Salvini y el también vicepremier,Luigi Di Maio, jefe del M5E. No queda claro qué rol tendría en un futuro gobierno con el PD. Pero en todo caso, Salvini y sus aliados de la centroderecha (Forza Italia, de Silvio Berlusconi) y la derecha dura (Hermanos de Italia) buscarán adelantar las elecciones a este año, dado que la Liga y su líder encabezan todos los sondeos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS