El Mundo

Italia amenaza con abrir fronteras a inmigrantes

El ministro del Interior, Angelino Alfano, protestó airadamente contra Bruselas tras la muerte de al menos 17 africanos en un naufragio.

Miércoles 14 de Mayo de 2014

Un día después del naufragio que se cobró la vida de 17 personas y mientras otras 200 continúan desaparecidas, Italia amenazó ayer con abrir sus fronteras hacia otros países para los inmigrantes ilegales si no recibe colaboración de la Unión Europea. "Europa tiene dos caminos: o viene aquí e iza la bandera europea sobre la operación «Mare Nostrum», o bien una vez que hayamos definido el status de los inmigrantes y determinado que tienen derecho a protección y quieren ir a otros países, los dejaremos ir", dijo el ministro del Interior italiano, Angelino Alfano. "El derecho de asilo —agregó— es sacrosanto, pero no se puede ejercer sólo en Italia".

El gobierno romano pidió con desesperación la ayuda luego de que la flota italiana Mare Nostrum fuera al rescate de las más de 200 personas que intentaban llegar a las costas en una precaria embarcación que naufragó frente a la isla de Lampedusa. Se estima que la nave llevaba más de 400 inmigrantes, de los cuales unos 200 continúan desaparecidos y sólo se rescataron 17 cuerpos. Pocos días atrás, otro naufragio cerca de las costas de Libia dejó otros 40 muertos.

Ambos episodios revelan que probablemente no bastan los esfuerzos que realiza Italia con el operativo "Mare Nostrum", sino que hace falta una misión internacional para intentar detener a los traficantes de personas y permitir que los miles de aspirantes a asilo que se encuentran en Libia puedan presentar su demanda en ese país. "La Unión Europea tiene dos opciones: o viene a colocar su bandera en el Mediterráneo, o permitiremos que los inmigrantes con derecho a asilo se vayan a otros países", advirtió Alfano a través de su cuenta de Twitter.

A menos de dos semanas de las elecciones europeas, el tema de la inmigración se ha convertido en uno de los centrales, sobre todo para Italia y España, los dos países que más sufren este tipo de problema.

Cambio de normas. Italia, en sus diferentes vertientes políticas, viene reclamando desde hace tiempo más ayuda de la UE para afrontar la crisis, reclamando a su vez un cambio en las normas que obligan a quienes solicitan asilo a quedarse en el país al que llegan primero. Al menos 34.800 personas se embarcaron en lo que va del año desde Africa en la compleja travesía hacia Europa, frente a las 43.000 que lo hicieron en todo 2013. Según las autoridades de Bruselas, más que una nueva regulación se necesita más voluntad para acoger a los refugiados. El año pasado 11 países comunitarios acogieron a 5.000 personas. "Si cada Estado miembro acogiera a un par de miles de refugiados supondría una gran diferencia entre la vida y la muerte", afirmó el portavoz de la comisaria de Asuntos de Interior de la Comisión Europea, Cecilia Malmstrum.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario