El Mundo

Israel y Hezbolá intercambiaron cadáveres de combatientes

El movimiento chiita libanés entregó hoy a representantes del Comité Internacional de  la Cruz Roja (CICR) los cadáveres de dos soldados israelíes  secuestrados en julio de 2006, mientras que aquel país hizo lo propio  con los cuerpos de ocho milicianos. Video: el canje de prisioneros.

Miércoles 16 de Julio de 2008

Tel Aviv-  El movimiento chiita libanés  Hezbollah entregó hoy a representantes del Comité Internacional de  la Cruz Roja (CICR) los cadáveres de dos soldados israelíes  secuestrados en julio de 2006, mientras que Israel hizo lo propio  con los cuerpos de ocho milicianos.

Además, poco después de la entrega de los dos ataúdes al CICR,  Israel entregó a cuatro prisioneros libaneses al mediador de  Naciones Unidas, el alemán Gerhard Conrad, informó una fuente de  Hezbolá.

Los dos ataúdes negros de los israelíes Eldad Regev y Ehud  Goldwasser fueron entregados en el lado libanés del paso  fronterizo de Rosh Hanikra, según un despacho de la agencia de  noticias alemana DPA.

“Hemos recibido información en el sentido de que los cuerpos  de ocho mártires de Hezbolá han sido entregados a delegados del  CICR en el paso de Naqura, en la frontera con Israel”, dijo una  fuente de la milicia libanesa.

“Todo marcha según estaba previsto. Ahora estamos esperando la  entrega de cinco prisioneros (libaneses) a los delegados del CICR  en el lado libanés de la frontera”, agregó la fuente.

El secuestro de los dos soldados desató en julio de 2006 una  guerra entre Tel Aviv y Hezbolá que duró 33 días en la frontera  entre Líbano e Israel.

Por otra parte, los familiares de los soldados israelíes  muertos expresaron su gran tristeza y dolor ante la noticia de las  muertes.

“Desgraciadamente hemos recuperado a nuestros hijos como  cadáveres y no como seres vivos”, señala la declaración de ambas  familias, que expresaron su “orgullo por la sociedad israelí, que  no ha descansado hasta que los muchachos regresaran a casa”.

Sin embargo, el documento también sostuvo que “dos largos años  de preocupación, de sufrimiento y de gran dolor han terminado  hoy”.

Ayer, Israel y Hezbolá habían acordado la entrega de cinco  militantes libaneses, entre ellos uno condenado por matar a tres  personas, a cambio de dos soldados israelíes capturados por el  grupo libanés y dados por muertos, en virtud de un pacto que causó  polémica en Israel y regocijo en el Líbano.

El acuerdo fue mediado por un funcionario alemán nombrado por  Naciones Unidas, y había sido aprobado en principio el 29 de  junio, con la autorización final pendiente hasta que Hezbolá  diera información sobre un aviador israelí desaparecido en el  Líbano hace 22 años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario