El Mundo

Israel y Hezbolá acuerdan no escalar el conflicto luego del incidente fronterizo

Tensión en Medio Oriente. La muerte el miércoles de dos soldados israelíes por el grupo extremista libanés hizo temer el estallido de una nueva guerra, como la de 2006.

Viernes 30 de Enero de 2015

Israel y Hezbolá declararon que su enfrentamiento en la frontera con Líbano había terminado, luego de que el grupo extremista matara a dos soldados israelíes en venganza por un ataque aéreo mortal en Siria la semana pasada. Israel cree que Hezbolá e Irán están tratando de armar un segundo “frente” desde Siria, además del de Líbano, base de Hezbolá.
  Israel dijo que recibió un mensaje de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para el Líbano, Unifil (por su sigla en inglés), que decía que Hezbolá no estaba interesado en una escalada del conflicto. En Beirut, una fuente libanesa con conocimiento de la situación dijo a la agencia Reuters que Israel informó a Hezbolá vía Unifil “que lidiará con lo que sucedió y que no quiere que se extienda la batalla”.
  Al ser consultado en la Radio del Ejército israelí sobre si Hezbolá intentó frenar el enfrentamiento, el ministro de Defensa Moshe Yaalon dijo: “Hay líneas de coordinación entre nosotros y Líbano vía Unifil, y un mensaje similar fue de hecho recibido desde Líbano”.
  Misiles guiados de Hezbolá mataron a un mayor y a un sargento israelí mientras conducían vehículos civiles sin identificación junto a la frontera libanesa el miércoles. Los misiles serían de fabricación rusa. Israel entonces lanzó un violento ataque, aéreo y de artillería, en el que un soldado de paz español murió. Ayer la Justicia española inició una investigación.
  Fue el enfrentamiento más grave en esta frontera desde 2006, cuando Hezbolá e Israel se enfrentaron a gran escala en una guerra de 34 días. Ayer la frontera estaba en calma, aunque medios libaneses informaron que drones de la fuerza aérea israelí sobrevolaban la zona.
  Analistas señalaron que ambos lados parecen compartir el interés de evitar una escalada. Hezbolá, que cuenta con el respaldo y armamento de Irán, está ayudando a Damasco en la guerra civil siria y el nivel de destrucción causado por Israel en Líbano durante el enfrentamiento de 2006 podría estar pesando en sus intenciones. Hezbolá perdió al menos 600 milicianos de primer nivel en esa guerra, además de ver reducidas a ruinas su extensa red de búnkers y túneles en el sur de Líbano.

Elecciones. Israel, por su lado, se prepara para una elección general el 17 de marzo, y embarcarse en una guerra en Líbano sería cuanto menos riesgoso en términos políticos. Además, la sociedad creería que el gobierno del premier Benjamin Netanyahu lanzó el conflicto para ganar votos. Yaalon describió el incidente del miércoles como una “venganza” por el ataque aéreo israelí del 18 de enero en el sur de Siria que causó la muerte de varios miembros de Hezbolá, entre ellos dos comandantes del grupo extremista, junto a un general iraní y otros cinco militares de esta nacionalidad. En total 12 hombres murieron.
  Funcionarios de Unifil no respondieron de inmediato para confirmar o negar el envío de mensajes entre Israel y Hezbolá. Unifil dice que no tiene contacto con Hezbolá, pero sí con el gobierno libanés, del que el grupo extremista forma parte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS